jueves, 29 de julio de 2010

LECCIONES PARA ERRADICAR LA POBREZA. Primera Lección.




PRIMERA LECCIÓN: EL GRITO DEL MINERO: ¿JUSTICIA SOCIAL O AMOR SOCIAL? Socorriendo necesidades humanas.

En el post anterior, In Memorian prometí escribir estos temas gracias a las enseñanzas de mi tía, que para el caso la llamaré N. Básicamente quiero tomar algunos detalles de su vida y con base en ellos reflexionar sobre criterios de economía, política, demografía, derecho y justicia. Aunque no es una vida usual de un filósofo, creo que amar su vida, equivale a amar la sabiduría. Pues aunque inteligente fue práctica y de esa práctica conoceremos muchos criterios para conocer y erradicar el dolor de la pobreza económica.


CONTEXTUALIZACIÓN

La biografía de N. nos enseña muchas cosas desde que estudió medicina. De niña no recuerdo muchas, tal vez, una vez que N. y su hermana fueron a dormir donde una empleada en Santa Bárbara que vivía en una piecita con una cama, el piso de arriba era de madera y al barrer caía el polvo. Eso sin contar las ratas que entraban y salían del lugar… como la canción de Gildardo Montoya "las ratas duermen en mi casa y comen al frente".

Al estudiar medicina por cuestiones vitales bastante curiosas, tal vez por querer hacer un poco más que nada, entra en un periodo donde empieza a conocerse a sí misma. Y en el año rural en Amagá, bastante difícil, se sumerge por primera vez en la cuestión social… aquellos que necesitan, pero sin poder satisfacer las necesidades.

Ahí conoció aquella cuestión que el bobo de Marx creía haber resuelto sin hacer nada, pero que personas como Tomás de Aquino y San Ambrosio ya habían descubierto, explicado y desarrollado. Ella no lo solucionó a lo Marx: ¡tenemos derecho a hospitales! Hubiera sido comprensible que de su vivencia saliera ese grito que hasta tiene sentido constitucional. Un grito comprensible, pero totalmente inútil.

N. era bastante pro-activa, no protestaba y le preocupada el resentimiento por eso comprendió la pobreza: sabía su limitación para actuar, pero que podía hacerlo. Creo que su vida, sin echar mucha carreta coincide con el pensamiento Tomista, la Doctrina Social de la Iglesia, algo del distributismo de Chesterton, creo que con cierta valoración del "estado de bienestar". Y ¿qué importan las ideologías cuando amamos? Nada… son pura carreta y N. se habría quejado de lo poco pro-activas y que algunas, actuando como representaciones sociales, generan un resentimiento que agudiza el problema…

En Amagá conoció sus limitaciones como médico, pero también sus posibilidades y las necesidades de los demás… Por eso buscó SOCORRERLAS.


AMAGÁ… CIUDAD MINERA.

Dudo que alguien estudie medicina si no es para salvar vidas, aunque a veces sea una ciencia bastante inexacta y un arte bastante rudimentario donde hace dos siglos por una gripa lo desangraban a uno, la intención de fondo de todo médico es salvar vidas. El mismo juramento hipocrático nos lo recuerda: "A cualesquier casa que entre, iré por el beneficio de los enfermos, absteniéndome de todo error voluntario y corrupción…" (Wikipedia, 2010) Por eso N. estudió medicina. Iba a estudiar veterinaria por su amor a los animales pero le dolía mucho tener que sacrificar algunos cuando no se podía hacer nada. Por eso estudió medicina. Una cabeza brillante en química, humanidades, economía, decidió entrar a comprender la realidad humana del dolor físico. Me atrevería a afirmar que fue una de las mentes más brillantes que en su momento estudiaron en el CES.

Llegó el momento del denominado "año rural": Amagá región minera del Departamento de Antioquia que muchos recordarán por el triste evento de la mina San Fernando ocurrido el 16 de Junio de 2010. Creo que no empezó en una región fácil –y yo que me quejaba de haber tenido el consultorio en Zipaquirá- con seguridad la actividad minera por sus riesgos generaba bastantes accidentes, aunque desconozco la regulación laboral en materia de riesgos profesionales de la década de los 80's en materia de riesgos, dudo mucho que sirviera. Además, no creo que esa situación de estar metido en un espacio cerrado, con luz artificial, con la posibilidad de un accidente y casi sin poder respirar toda esa jornada de trabajo sea para que uno salga a la calle a sonreír. ¿Alguien se ha leído "La Rebelión de las Ratas"? Deprímase (no lo digo por malo, sino porque entristece) leyéndolo y me entenderá…



Minero. Cortesía Wikipedia
Quizás ese elevado nivel de accidentes más la condición de los trabajadores mineros que por más humana, y ajustada a las normas de Salud Ocupacional, que sea no deja de dejarlo a uno con mal genio. Sume pacientes permanentes y de mal genio: una bonita práctica. En alguna ocasión el nivel de pacientes fue tan elevado que N. tomó una decisión: ¡no se reparten más fichos! Quizás esta es nuestra primera lección: LA SOLUCIÓN A LA POBREZA ESTÁ EN PARTE EN NUESTRAS MANOS, PERO LA MAYORÍA SE SALE. Al fin y al cabo, hay muchos momentos donde el "no puedo" se debe a nuestra limitada capacidad: NUESTRA POBREZA Y DEBILIDAD. Hasta sus últimos días ella quiso hacer lo que pudo, pero tuvo sus límites. Comprendiendo su pobreza, entendió la de los demás. ¿La llevó esto a la justicia social?


EL ECO DE LA MINA.

"¿No más fichos?" Grita un minero con voz fuerte, el eco retumba como al interior de una mina y caen rocas. Su figura grande y musculosa frente a una mujer delgada de alrededor de 1.62 metros podría asustar, no sé si realmente lo hizo pero ella se le enfrentó. El minero amenazó con demandarla pero ¿alguien está obligado a lo imposible? Nadie…

No recuerdo al fin el resultado de aquel diferendo jurídico, una persona que quiere pero no puede ayudar frente a alguna que necesitaba ayuda pero era imposible ayudar en aquel momento. ¿No será aquello a lo que se refieren cuando se habla de justicia social? Una cabeza brillante sostiene que la "justicia social" es un concepto netamente académico y que realmente no existe -non multiplicanda ente sine necesítate-, quizás tenga razón… Pero, es claro que aunque no se puede atender a alguien, la situación no es deseable y en una comunidad eso no debería suceder.

¿La insatisfacción de necesidades en la pobreza se refiere a la "injusticia social" o hay algo más allá? La mula filosofística y su padre, contrariando a la cabeza brillante y siguiendo una línea Tomista dan indicios de la justicia social cuando tratan el tema del estado de necesidad. El estado de necesidad es una circunstancia jurídica, que en derecho penal exonera de responsabilidad, que consiste en que el sujeto, por alguna situación externa y ajena a su voluntad, no puede satisfacer una necesidad, y –en tal situación- puede acudir a conductas como el hurto para satisfacerlas. ¿Robar comida por hambre es un delito? No, es un derecho, aunque de superarse el estado fuente de su derecho deberá restituir algo a cambio (idea personal discutible). ¿Por qué no es un delito? Veamos lo que dice Francisco Herrera:
"En el estado de necesidad el hombre tiene unos derechos subsiguientes del derecho a la vida, pues estos derechos los tiene para conservar su vida y así cumplir con su deber. Por ejemplo, quien en estado de necesidad quita a otro un bien, para alimentarse, no se dice que ha hurtado, pues simplemente está tomando lo que es suyo. Santo Tomás explica así este punto: 'En caso de necesidad todas las cosas son comunes; y, por lo tanto, no constituye pecado el que uno tome una cosa de otro, porque la necesidad la hace común… lo que es de derecho humano no puede derogar el derecho natural o el derecho divino. Ahora bien, según el orden natural instituido por la Divina Providencia, las cosas inferiores están ordenadas a la satisfacción de las necesidades de los hombres. Por consiguiente su división y apropiación que procede del derecho humano, no ha de impedir que esas cosas atiendan la necesidad del hombre. Por esta razón los bienes superfluos que algunas personas poseen son debidos por derecho natural al sostenimiento de los pobres; por lo cual San Ambrosio –y el decreto lo consigna también- dice: 'de los hambrientos es el pan que tú tienes; de los desnudos, las ropas que tú almacenas; y es la redención y liberación de los desgraciados el dinero que tú escondes en la tierra'" (HERRERA JARAMILLO, 1996, Pág 210) (Subrayado fuera del texto)
¿JUSTICIA O CARIDAD ECONÓMICA?

POBREZA SEPIA
Pobreza en Sepia.
Fotografía Personal
del autor.


N. sabía muy bien este principio de la atención de las necesidades humanas y la justicia. Alguna vez conversando me contó que le había regalado parte de su nevera a una familia que pasaba cerca a su residencia y que esperaba que volviera a pasar. Yo le dije "Tía, muy generosa tú" a lo que ella con toda razón contestó: "Eso no es generosidad, eso es justicia". Tendría yo si acaso 12 o 13 años y esa sentencia, esa frase simple se quedó grabada en mi memoria como el grito del minero. La justicia en el uso de los bienes exige una sobriedad como recuerdan Ambrosio y Tomás de Aquino, es así como la satisfacción de necesidades como fin de la economía, exige que usemos las cosas porque como lo recuerda la cabeza brillante: "el no uso de una cosa es un abuso". Es así como la cabeza brillante textualmente afirma: "El no uso del bien termina extinguiendo el derecho y radicándolo en quien sí lo usa, esto es, en quien sí necesita el respectivo bien."(GARCÍA-MUÑOZ, 2001. Pág. 13).

Sobre el tema mi abuela paterna (N. era tía materna) creció en una familia de mucha plata y no tenía más de dos o tres pares de zapatos, y si no se necesitaban los regalaba. Quizás N. se estaba guiando por el mismo criterio de mi abuela paterna o de la cabeza brillante, o quizás estaba superando esa justicia convirtiéndola en amor: CREO QUE EL CRITERIO ERA SI LE SOBRABA ERA JUSTICIA, DE LO CONTRARIO CARIDAD. El 20 de Octubre de 2006 le oí decir a Julio Roberto Gómez Esguerra, Secretario General de la CGT: "solidaridad no es dar de lo que a uno le sobra sino de lo que uno tiene" (Universidad de la Sabana. Asociación Internacional de Relaciones de Trabajo., 2006). Si lo que sobra es lo que no se usa, acudiendo al criterio recogido por la cabeza brillante, dar de lo que sobra no es solidaridad o generosidad sino justicia.

Volvamos al caso del minero de Amagá. El problema jurídico es bastante interesante: en derecho N. aunque quisiera no tenía obligación por la imposibilidad, pero la situación no era deseable y podría decirse, coloquialmente hablando, "injusta". El grito del minero creo que puso a N. en esa situación "no puedo" pero "se necesita" ¿qué hago? Francisco Herrera, también fallecido como ella, le hubiera contestado, citando a Tomás de Aquino, lo siguiente: 
"Más puesto que son muchos los indigentes y no se puede socorrer a todos con la misma cosa –efectivamente un banano no calma el hambre de toda la humanidad- se deja al arbitrio de cada uno la distribución de las cosas propias para socorrer a los que padecen necesidad. (HERRERA JARAMILLO, 1996. Págs. 210-211".
N. sabía perfectamente la incapacidad de socorrer a todos, de lo contrario no habría ejercido libremente aquello que el sentido común le exigía: "N. no repartás más fichos que ni vos ni el médico pueden". Esto nos recuerda una escena de la película Pearl Harbour donde el médico le dice a la enfermera: "solamente deje entrar a los que se puedan salvar". Es así como N. piensa, no puedo socorrerlos a todos, pero ¿no puedo socorrer? Su afán por socorrer la llevó a muchas acciones que –independientemente de su contenido moral y su comprensión en el momento- eran buscando salvar y distribuir bien lo que podía dar como médico. Era un desespero vocacional marcado en su nombre: SOCORRO. A temprana edad comprendió lo que se le pedía: hay necesidades que no se pueden satisfacer, hay que hacer lo que se pueda para socorrerlas. Esa fue su vocación: ¿no es suficiente seguir la vocación para que haya caridad social o "justicia social" como se le denomina?

"JUSTICIA SOCIAL": ¿Cuándo es derecho?


Para volver al problema de la justicia social ya tenemos un primer punto: ¡está en el arbitrio de quienes tenemos excedente apoyar a los que no tienen! Pero ¿en algún momento esa "teórica" justicia social puede convertirse en verdadera justicia? Para ello es necesario volver a Herrera Jaramillo quien continúa recordando las frases del filósofo italiano:
"Sin embargo, si la necesidad es tan evidente y urgente que resulte manifiesta la precisión de socorrer la inminente necesidad con aquello que se tenga, como cuando amenaza peligro a la persona y no puede ser socorrida de otro modo, entonces puede cualquiera lícitamente satisfacer sus necesidades con las cosas ajenas, sustrayéndolas ya manifiesta, ya ocultamente. Y esto no tiene razón de hurto ni de rapiña". (HERRERA JARAMILLO, 1996. Pág. 211)
¿Esperaría N. a que alguien acudiera a esta vía? Lo dudo. Además, poco le gustaban las limitaciones que ponían los abogados, y podía arriesgarse a perder un empleo así no diera gusto a las pretensiones de una defensa a una institución. No le dio gusto a la institución donde trabajaba, en un testimonio, con el riesgo de que la echaran, solamente porque sabía que la institución sí era responsable. Además a N. le parecían bastante limitantes. Por eso, no esperó a que alguien la atracara para comer, procuró que cada niño cerca a ella comiera… No los alimentó a todos, pero sí a los que podía, debía y quería atender. "Gordito, me dio un pesar vi un niño que me necesitaba pero no lo pude atender"(no me da pena el gordito y póngale acento paisa a la frase porque ella era muy paisa) me diría en mis primeros años de Universidad que coincidieron con su periodo de trabajo en proyectos del BID en la Alcaldía de Medellín.

No esperaba a que un pobre hombre víctima de las torturas y violencia de este país, alguien que se alcoholizó, golpiara a su esposa a quien llamaremos A. gran amiga de la tía. Podía meterse con su esposo P. por caminos descubiertos, para ayudarle a la joven pareja.

RESUMIENDO LA LECCIÓN

En resumen con varias de sus conductas biográficas y con su soporte bibliográfico tenemos varios puntos de la lección:
  • La satisfacción de necesidades humanas supera lo jurídico, aunque pueda llegar a ser tan grave que pueda ser jurídica ¿hay que esperar el robo de comida? 
  • Está a nuestro arbitrio y vocación socorrer a aquellos que necesitan socorro, pero tenemos que hacer algo.
  • Nuestra posibilidad de socorro es limitada ¿no es esa la pobreza? ¿Qué tal si todos socorriéramos cuando pudiéramos? ¿Habría pobreza? Dice la cabeza brillante "los problemas del mundo se acabarían si cada cual hiciese lo que tuviera que hacer", N. le añadiría aquellos se acabarían cuando socorriéramos a aquellos que pudiéramos socorrer.

Bibliografía


  • GARCÍA-MUÑOZ, J. A. (2001). Derecho Económico de los Contratos. Bogotá: Ediciones Librería del Profesional.
  • HERRERA JARAMILLO, F. J. (1996). Filosofía del Derecho. Bogotá: Pontificia Universidad Javeriana.
  • Universidad de la Sabana. Asociación Internacional de Relaciones de Trabajo. (19-20 de 10 de 2006). Jornada Sobre Migraciones Laborales. Chía, Cundinamarca, Colombia.
  • Wikipedia. (29 de 07 de 2010). Wikipeda. Recuperado el 29 de 07 de 2010, de Juramento Hipocrático: http://es.wikipedia.org/wiki/Juramento_Hipocr%C3%A1tico

martes, 27 de julio de 2010

In Memoriam


CRISTO EN SEPIA
Cargado originalmente por ElAlispruz
La tristeza más profunda se siente en el corazón cuando se pierde un ser querido. El amor y no volverlo a ver más nos hace llorar y llorar. Más aún cuando se trata de alguien que era asimilable a una mezcla de madre y maestra. Solamente espero que descanse en paz pues ya salió de este mundo de sombras y "valle de lágrimas".

En su memoria y para su descanso empezaré a sacar algunos escritos que titularé "lecciones para acabar la pobreza" y que iré publicando paulatinamente. Es lo menos que puedo hacer como el humilde Platón que saca las obras y enseñanzas del gran Sócrates. Nos enseñó esa lucha incansable contra la pobreza y algunas reflexiones alcanzó a dejar.

Simplemente sacaré esas reflexiones a manera de publicaciones.

lunes, 19 de julio de 2010

MI NACIÓN Y MI BANDERA...


GUAYACÁN CIELO Y VERDE
Cargado originalmente por ElAlispruz
Aunque se le ha hecho mucha fuerza al bicentenario del 20 de Julio, creo que a muchos se les ha olvidado que fueron los criollos intelectuales y ávidos de poder quienes conformaron ese movimiento. Yo diría más bien que es el bicentenario de la dependencia de los políticos. Quizás si hubieran dejado gobernar a Bolívar o a Nariño, tal vez si podríamos hablar de independencia, pero hasta ahora lo dudo bastante.

El legado bolivariano, tergiversado por el gobierno de Hugo Chávez, habría sido el de la libertad y la participación de todos en el desarrollo de la región. Si bien Bolívar estaba intelectualmente influido en algunos puntos por la Ilustración, su espíritu era de creer en la potencialidad de la gente que habita estas tierras.

Como Bolívar no logró su cometido, quedamos imbuidos en un montón de leyes dirigidas por un conjunto de leguleyos que saben de todo menos de la realidad humana. En fin, por eso mañana mi Tricolor no será el de la bandera de Colombia.

Mi tierra es el mundo, mi nación los paisajes, y mi bandera los guayacanes. Los guayacanes no necesitan de leyes para florecer y para amar, son autónomos y libres en su belleza. Son autores de la belleza común de estas tierras. Personalmente los extraño porque por cuestiones de clima no han florecido, pero esa es la cosa más preciosa en este mundo después de las madres y las mujeres.

Pero... los recursos naturales renovables pertenecen al estado... ¿Será que el libre guayacán depende del viejo y burocrático estado colombiano?

Mi nación es la belleza y mi bandera el guayacán... el amor es mi lema, bastaría con amar...

lunes, 12 de julio de 2010

EXTRACTO DE CARTAS A ESTANISLAO. Fernando González.

¿Hemos cambiado? No me gusta copiar ideas ajenas en el blog pero esta carta de Fernando González publicada en "Cartas a Estanislao" me parece que merece una difusión. 
La fuente es Cartas a Estanislao. Medellín, Bedout, septiembre de 1972, p.p. 140 - 145. Número total de páginas: 154. Versión digital por la corporación OTRAPARTE http://www.otraparte.org/inicio.html Aprovechen para conocer este magnífico genio de la autenticidad.
Envigado, abril 23 de 1935
A monsieur Auguste Bréal.
Marsella Sainte-Marguerite.
Muy querido amigo:
Anteayer me llegaron las pruebas de Pages Choisies de Fernando González. Me alegré mucho. Esas páginas vienen a mí embellecidas por usted, vertidas al idioma en que oí palabras que me embriagaron y que hoy, en mi prisión de montañas, no me dejan gozar del instante. Prisión de montañas, telarañas de prejuicios: no hay hombres libres, ni cuerpos hermosos, nada de juventud. Niños que están sentados en los quicios de sus pobres casas, entretenidos con sus fosas nasales, creyendo que de allí están sacando a Dios. ¿Sabe usted lo que sacan? Me da pena contárselo, pero yo se lo prometí y no vaya a decir que soy vulgar. Sacan uno..., y dicen: “El general Berrío es un superhombre”. Sacan otro, y paladean así: “Olaya es ‘el primer hombre de Colombia’”. Y no le digo las otras cosas que sacan de las narices estos colombianos, porque hoy cumplo cuarenta años, o mejor, esta noche, y quiero recordar a mademoiselle Tony, a Teanós, a“Salomé”...; hoy he jurado eterno olvido a las juventudes liberales y conservadoras de mi patria. ¿Cómo recordarlas, si uno, hijo de mi amigo Fidel Cano, sacó una gran mucosidad y dijo: “Nuestro presidente Alfonso López es el hombre que le hizo falta a Europa en 1914”? Así son aquí, creen que el universo existe para ellos, que se mueve para ellos, y en realidad que esta humanidad que mora en los Andes es lo más feo del culo de la Tierra. ¡Cumplir uno los cuarentaaños entre estos liberales y conservadores! ¡Maldita sea, don Augusto!
Pues sí; hoy acarician mi oído las frases de amigos y amigas de allá; son obsesiones musicales. Al recibir tales páginas, supe lo que experimenta el padre cuyo hijo vuelve de lejanas tierras, con otros idiomas y otras maneras. Ya puedo asegurar que los instantes felices de la edad madura se componen de nostalgia, un poco de vanidad, un mucho de tristeza, otro de conciencia del tiempo fugitivo, sensación de canas, de muerte, etc., etc... En estos etcéteras están estas frases demademoiselle: “Ne fais pas ca, Fernandó!...”; “Comme, tu es gentil!...”, y lo que usted dijo y que Margarita me contó: “¡Si González fuera francés!”.
¿Vanidad? Venga el nombre que quieran, que yo sólo sé que he gozado mucho y que esa frase me ayuda a vivir entre generaciones educadas en la miseria, entre el robo y las pasiones bajas.
Desde mis primeros años juré enemistad a mis compatriotas nacidos y criados en ambiente de liberalismo y conservatismo; juré luchar sin tregua para que venga a Colombia la buena conciencia, la sobriedad, el desenfado con que los hermanos cristianos caminan por las colonias.
Pero usted no conoce las colonias... Usted no sabe qué cosa tan fea son las colonias. Son los pueblos de América Latina, criados en el pecado. Tienen vergüenza de lo suyo; se ocultan; simulan.
La esencia de Suramérica, don Augusto, es la vergüenza. Ella impide que se manifiesten. A causa de ella, no tienen personalidad. Por eso, son simuladores, infieles, indignos de fe.
Así, pues, para hablarle de mi obra, desvergonzadamente, le diré que su valor consiste en haber dado en el clavo. En “Mi Simón bolívar” está la verdad de Suramérica: el sentimiento de pecado. En mis otros libros está el remedio: crear una juventud en la desfachatez, en la sobriedad de caminantes a pie. Esa es mi obra. Para entenderla, es preciso vivir en las colonias, en esos pueblos que no quieren ser lo que son, que simulan gustos, maneras, pasiones y sentimientos; gentes apachurradas por religiones, gustos y modos de conquistadores. De ahí, mi estilo: digo lo que pienso; digo que Dios está también en el excusado; digo las palabras que viven en el interior de mis compatriotas y que no pronuncian porque tienen vergüenza. Soy ¡un desvergonzado!
Me pide usted que le cuente bien en dónde vivo, que le describa el lugar, que le cuente lo que desean aquí los hombres, cómo viven, cómo aman, qué ejecutan y cómo mueren.
Pues, hombre don Augusto, es en Envigado, bajo las ceibas, guaduas, carboneros, cañabravas, balsos, guamos, guayabos, sobre todo, entre gramíneas. Hay qué ver esta familia en el trópico colombiano. La grama es la que cubre los prados, yerbita del verde más propicio para los ojos, cuyas raíces se entrecruzan en red tupida hasta diez centímetros entre la tierra, formando así los cepesdones. Dé usted ocho barrazos para cortar un cuadrado de veinte centímetros; meta la barra y levántela en forma de palanca y así tiene el cespedón o capote y sus narices reciben la tufarada de la tierra desvirgada de Colombia: huele a nalga de juventud; huele a Eva; huele amademoiselle Tony esta bendita tierra colombiana.
Y de mamelones y montañas bajan entre piedras y pedruscos los riachuelos, torrentes, quebradas y amagamientos, y por ahí lavan las muchachas campesinas, vestidas de muchos colores, y usted, desnudo entre el agua, las alcanza a ver por allá y le parece que son las princesas más encantadas. ¿No le da gana de venirse para Envigado?
Pues no se venga, querido amigo, que la parte humana es terrible: está entregada a sacar mocos.Mocos es lo que piensan el hijo de don Fidel Cano, Alfonso López, Olaya, Arredondo, los muchachos que dizque estudian en las universidades... En los aviones, mocos es lo que viaja, y por las radios, mocos es lo que dicen. Esto es lo curioso, que creen que están pensando en Dios y mejorando el mundo. Son como el niño que vi en Bogotá, en diciembre, que comía mocos inocentemente y que me dijo: “¡Qué pereza ser grande, pues ya no puede uno comer mocos!”.
Es en Envigado, en Villa Bucarest, en donde habito. Es un vallejuelo formado por un río y circuido de altas montañas. La villa mira para occidente, limitada la visión por la cercana cordillera. A la derecha y al frente, lejos, está el boquerón, cortada, en forma de media luna, que tiene la montaña, y hacia él se dirigen mis ojos cuando recuerdo a mademoiselle Tony... Pero... ¡alta y difícil salida de esta prisión! ¿Cómo volver a mi consulado, si mandan los comemocos?
La casa es de corredores que la rodean separados del prado por baranda de un metro de alta. Al frente del corredor delantero, por donde me paseo recordando, y soñando con la juventud que voya crear, hay un prado de sesenta metros en donde organan los mayos y en donde le doy de beber ala vaca. Ahí estoy, sentado en el brocal del pozo, revolviendo la aguamasa. La vaca bebe y bebe, despacio, y de vez en vez levanta el testuz, saca la lengua áspera y la introduce en las húmedas fosas nasales, me mira y me suelta el vaho que huele a leche, a ternero, y yo me acuerdo demademoiselle Tony... La vaca es de fondo blanco, y tiene grandes manchas amarillas; el testuz y las patas finas; por el cuello se va yendo la energía vital, chorreando por el cuerpo hacia la ubre; ahí está su esencia. Toda vaca lechera tiende a la ubre.
¿Qué pienso? Pasan los tranvías, y la gente mira y yo pienso: aquí soy un desterrado que vive al lado de su vaca y que no tiene vergüenza de estar dedicado a revolver la aguamasa.
Del prado sigue la carretera y luego una casa con huerto lateral, en donde hay un balso, árbol alto, ramas separadas, hojas grandes, sinvergüenza como un hermano cristiano en las colonias, o como mi alma cuarentona. Produce un fruto de cinco cápsulas, grande, que contiene lana, con la que fabrican colchones; lana sedosa que sirve para que emigren las semillas, aviones de los futuros balsos. ¡Si usted viera mi prado y mi cielo cuando el balso está frutecido, de parto, y la brisa sirve de comadrona! Pero no se vaya a venir, que le venden “El Tiempo”, en donde le pagana la juventud por comer mocos, en donde compran a toda la juventud. Es lo único a que tengo vergüenza, a que mis amigos de allá lean el periódico de los Santos...
Al otro lado de tal casa hay un madroño, cono verdioscuro, árbol religioso, que produce frutos amarillos, agridulces y de corteza amarga. Mira usted esos dos árboles y le sale involuntariamente esta pregunta: ¿Por qué no hay hombres bellos en Colombia?
Los dos árboles emergen de las tapias del huerto y también emergen copas de arbustos, y hay uno que resolvió en este mes de abril, para festejar mis cuarenta años, echar en la extremidad una flor roja que me hace cosquillas, y me hace resistir y protestar.
Siga usted con la vista y ve los solemnes sauces, cañabravas y guaduas que se balancean religiosamente en las riberas del Aburrá. Luego se va empinando la montaña... Son infinidad de verdes, muchos verdes, y, por último, me sucede que, acosado por recuerdos de amistades, atrevimientos y bellezas, giro los ojos a la derecha, en busca del boquerón, y exclamo: “¡Virgen del Perpetuo Socorro, devuélveme al Mediterráneo, que me comprometo a no volver a acostarme con la mujer única de la calle de Roma!”.
¿Cómo viven y que ejecutan? Están divididos en liberales y conservadores. Liberal, el que ama aOlaya, y conservador, a Laureano. La conversación es acerca de “cuál es más verraco” de esos dos hombres. Mientras discuten, beben aguardiente de caña, y luego gritan vivas y riñen con machetes. Los jueces están para fallar “heridas y riñas”. Con esos dos jefes están los respectivos senadores, representantes, diputados, etc. Estos son también financistas. Gerentes decompañías anónimas.
Compañía anónima es una cosa propia de Colombia. Los gerentes y juntas directivas son los diputados; dicen, por ejemplo, que es para sacar petróleo: el pueblo suscribe acciones; los hijos de algún Olaya se van para Estados Unidos a comprar taladros... Usted comprenderá que el petróleo lo sacan del pueblo.
¿Qué trabajan? Discursos para que los elijan al congreso y “comprar y vender acciones”.
¿Cómo aman? A todas, durante seis meses, y luego entran a la casa de San Ignacio, se confiesan y están castos durante dos días.
¿Cómo mueren? Confesados. Le entregan al cura unos cien pesos, en calidad de restitución de millones robados, y el cura dice a las señoras de la casa: “No se les dé nada, mis señoras, que murió con todos los sacramentos”.
¿El pueblo? Siembra plátanos, café, suda, tiene uncinariasis, paludismo, descalzo, andrajoso, bebe aguardiente, grita vivas a Olaya y a Laureano... ¡Aquí no hay más pueblo que los árboles!
Hasta muy pronto, hasta pronto, quiero creer que será hasta pronto

domingo, 11 de julio de 2010

EL PAÍS DE LOS INSULTOS Y RESPONSABILIDAD DEL ESTADO: Ingrid Betancourt.

Si Simón Bolívar resucitara, la verdad no sé qué haría, pero ¿no le parecería vergonzoso lo politiquero, degradante e hipócrita que se han vuelto sus "pueblos"? Tal vez yo creo que no querría morir en Santa Marta, querría que lo enterraran en el mar, en alguna otra cosa porque su sueño, francamente es lo contrario que tiene ahora.

Lo más degradante no es Hugo Chávez, ni las guerrillas, ni muchas otras cosas que agobian a nuestros países, creo que lo más vergonzoso sería que no han sido tan insultados como Ingrid Betancourt. No insultaron tanto a Ernesto Samper por el proceso 8000, no insultaron los miles de escándalos de corrupción como Foncolpuertos con pensiones gigantescas, no han insultado a Salvatore Mancuso porque le encontró un nuevo uso a la motosierra, no han insultado a Manuel Marulanda por hacer abortar a miles de mujeres a la fuerza, alejarlas de sus familias, etc. No digo que merezcan un insulto, a veces decirles "rata" es poquito, pero no merecen degradarlos a cosas que no son. 

Ahora se presenta una demanda por una suma multimillonaria... que son cosas que se presentan a diario, con una discusión posible (no comprendida por la mayoría de las personas), bajo un riesgo que el mismo estado quizás de buena fe generó (recordemos que la creación de un riesgo genera responsabilidad objetiva), se concreta -aunque también debido al hecho de la víctima-en un secuestro de 6 años con lucro cesante, daño emergente y daño moral. ¿Cuál es el problema que una de las víctimas demande al estado que creó el riesgo con muchas acciones previas y cercanas al mismo?

No se ha robado la plata, no la devenga en pensión vitalicia de ex-presidentes (algo real pero no genera insultos), no ha sido una política corrupta -recordemos que fue la única que denunció públicamente el proceso de Samper-. Simplemente considera que hay un daño y una responsabilidad, cree que es de alguien y demanda a ese alguien. ¿Importa que tenga o no tenga plata? Eso es absolutamente irrelevante, ¿acaso la justicia mira si es pobre o rico? Parece que en las mentes de la chusma colombiana sí...

De repente nace una ola de patriotismo, de falso patriotismo, de alagar el paraíso que tenemos, de alegar un estado que ha dado toda la seguridad, que no ha generado riesgos, que hay absoluta limpieza en el manejo de los recursos. ¿Debería agradecer por la operación jaque? Nunca se ha preguntado usted ¿los recursos de tal operación venían del gobierno colombiano? Si debe hacerlo, pero eso es lo mínimo que podía hacer el estado con ella y con los otros secuestrados. ¿Que le quiten la nacionalidad? Eso no se puede hacer pero si fuera Ingrid Betancourt le contestaría "eso no sería un castigo sino un premio". Nunca había visto a la gente de Colombia tan unida contra alguien, sí, patria y nacionalidad son el conjunto de valores históricos que la gente comparte ¿se trata del valor del insulto? Eso sí que nos une bastante, tanto que me avergüenza...

Francisco Santos dice que se merece el premio a la hipocresía ¿hipocresía por qué? ¿De dónde deduzco la hipocresía? Tal vez estaba pensando en uno de los tantos premios que se merece el periódico de la familia presidencial.

JUZGANDO EL CASO CONCRETO.
Independientemente si surge de la soberbia como consideran algunos moralistas, hay que entrar a juzgar el caso en frío. Yo la defiendo y como su abogado me iría hasta el final a probar la responsabilidad del estado, justificándolo con el precedente de condenas a Colombia como causante del conflicto armado, así me caiga bien o mal esa corporación judicial. Pero como jurista el caso lo desarrollaría así:

1. Sin desarrollar conceptos jurídicos complicados creo que es viable llamar a los que la secuestraron a que respondieran y se vincularan al proceso.
2. Luego sacaría de ante mano el tema político que no importa si hay o no hay responsabilidad.

Fallaría así:

FRENTE AL ESTADO
1. Analizaría las pruebas que me otorgan, tanto aquellas como la formación de la zona de distensión que independientemente de la buena fe estatal genera un riesgo, como la conducta de Ingrid entrando a la zona de distención.
2. La conducta estatal que genera un riesgo que puede concretarse en un siniestro que implica una carga que la persona no debe soportar frente al común de los ciudadanos, frente a la conducta de ingresar a la zona de distensión. Lo valoraría de conformidad con el precedente donde creo que se ha absuelto al estado por un acto terrorista, pero consideraría que la situación varía en que la zona de distensión sí era un riesgo generado  por el estado. Eso comparado con la conducta de Ingrid ¿implicaría una responsabilidad plena suya? No creo, porque en Pastrana llegó a la zona de distensión y a San Vicente del Caguán el mismo día con toda seguridad y hasta donde sabemos no fue secuestrado. Debía una protección plena en ese momento ¿quizás no? Pero ¿no generó el estado durante muchos años ese riesgo hasta que se materializó?
3. Me parece viable entonces una condena parcial al estado Colombiano por la generación del riesgo de la zona de distensión, del conflicto armado y haber impedido -como el caso del helicóptero de Pastrana- el desplazamiento por una vía segura, aún habiendo ella aceptado. La condena parcial sería de un 70% frente a un 30% que correspondería por la conducta de Ingrid. 

FRENTE A LAS FARC
La responsabilidad es clara, la condenaría al 100% y aquí no cuenta la conducta de la ex-candidata.

En la sentencia condenaría solidariamente al estado con las FARC, el que pague primero pero puede subrogarse contra el otro. Pero la obligación la dividiría en 65% a las FARC, 35% al estado. Y eso no sobre 12 mil millones sino sobre lo que logre probar. 

Ahora, como estado repetiría contra Pastrana embargándole su pensión vitalicia. 

INGRID BETANCOURT
Me dicen que es vergonzoso que la compare con Bolívar, lo que digo es que es lo más cercano a ello. Que en algún momento fue pro-aborto, 2 esposos, etc., moralmente el pasado no existe si no se recapacita. Y dudo que Ingrid, dado lo que vivió en las FARC, sea más pro-aborto que Juan Manuel Santos. Además       ¡Quién es más abortista que los bandidos de las FARC!

Éticamente me basta con su actuación en el Congreso, guerrera, fuerte, denunciando el gobierno corrupto de Samper, luego luchando en el Congreso. "¡Qué repartía condones!" A mí eso no me importa... Me importa su evolución personal y su lucha por ... esta nación formada de insultos, eso nos une, la capacidad de insultar. 

Puede que me equivoque porque no tengo la verdad absoluta y menos sobre una política. Pero siempre he visto que los buenos políticos acaban exiliados y traicionados. No es ella quien traiciona, es este país el que lo hace, que creen que solicitar 12 mil millones de pesos -por las vías judiciales-por 6 años de secuestro es una traición. ¿Tanto patriotismo para un estado que destruye vidas? ¿Patriotismo contra una vida destruida que pide reparación? Yo creo que también demandaría y buen fundamento tiene...

CONCLUSIÓN.
Generación de un riesgo + Daño concreto - Conducta Víctima= Responsabilidad Estatal. Eso es lo que pesa. No es una demanda oportunista, no saben lo que es eso, miren por ejemplo el caso que termina con la SU-047 DE 1999, miren la T-568 de 1999, eso son demandas oportunistas. Quieren una perversa C-355/06.

Nunca se había soltado tal masa de odio, pero es la misma que mantiene el conflicto: donde robar es lícito pero demandar no. No tengo ni idea cuál sea el resultado del conflicto, que si yo fuera representante del gobierno lo acabaría antes de que se viniera encima del mismo, y no crean, tantas vidas dañadas por el conflicto y la jurisprudencia de la Corte Interamericana permitan mantener la ola de insultos. Personalmente es un litigio que políticamente no le conviene al gobierno, pero su orgullo no les deja ver que es mejor callarlo y conciliarlo... Eso me parece bastante imprudente, el costo de llevar el conflicto hasta el final sería llegar hasta la Corte Interamericana, ¿conviene por ejemplo para el TLC que sigan las demandas por derechos humanos? Internamente el gobierno queda bien, pero internacionalmente tendría un grave antecedente... Puede que el derecho internacional no tenga dientes, pero tiene fuerza...

Yo era un supuesto patriota, me decepcioné de tal falsa ilusión, creía en la anarquía, lástima que no sea posible... ahora me queda vivir en esta "nación"... "de expertos en insultos"...

viernes, 9 de julio de 2010

EN DEFENSA DE INGRID BETANCOURT.


Independientemente si la conducta de Ingrid Betancourt de dirigirse a San Vicente del Caguán contra las recomendaciones de muchos constituye un excluyente de responsabilidad del estado -algo que le corresponde a un juez (tampoco llamativo)- no veo cuál es la bendita ira que genera que demande al estado colombiano. Un profesor me enseñó en la práctica que así alguien le dijera que iba a demandarlo él le contestaba: ¡está en todo su derecho! Y también me enseñó que -por cosas que si son meros caprichos judiciales- no valía la pena ponerse bravo.

El derecho de acción lo tiene cualquier persona, así sea rica y por miles de millones de pesos, sea un malvado delincuente torturado por la policía, o el que sea... SÍ TIENE DERECHO A ACUDIR A LA JURISDICCIÓN. Si a veces los derechos ajenos dan rabia.

En segundo lugar es indignante la reacción de muchos. No pues ni que viviéramos en un país que nos lo ha dado todo, un estado eficiente, seguro, que el pago de impuestos nos retribuye adecuadamente, en fin... Ese es el santo e inmaculado, un leviatán puro que nunca ha matado y siempre ha sido el Robin Hood defensor de causas justas. Vah... este estado al igual que muchos otros es una porquería formada por un conjunto de ladrones, que tiene bastantes antecedentes en violaciones a derechos humanos y -duela o no- por omisión como en el caso de Mapiripán, entre otros.

Supuestamente el estado surge para proteger, esos son los lineamientos que daba Hobbes, y el estado post-revolución francesa solamente se dedicaba a eso, a ser policía. ¿La creación de una zona de distensión para unos bandidos (FARC=AUC=ELN), sumado a un rompimiento de la misma, genera que cualquier persona tenga que soportar por eso el hecho del secuestro? A su vez, cuando se trata de una candidata presidencial en campaña, lo lógico es que tenga cierta protección ¿o no? Eso dicen las leyes que son letra muerta...

¿Cree usted que por una simple decisión de una persona, un tanto arriesgada, el estado no deba responder? ¿Va únicamente la protección estatal a decir no se meta por ahí o las millonarías sumas robadas en impuestos bajo una supuesta protección no dan derecho a alguito mejor? A muchos de nosotros no nos secuestraron, pero no podíamos salir de las ciudades e ir de vacaciones...pero eso sí: ¡ay de donde no se declarara renta ...!. Creo que la conducta de Ingrid frente a la ineficiencia del estado, aunque pueda pesar, no exime plenamente de responsabilidad al estado.

Creo que esos gobernantes/burócratas que prometen y no cumplen tienen bastante qué responder (pues han quitado y aparte generado más daño), esa burocracia que es precisamente una de las causas del movimiento guerrillero, es la que debe pesar con las consecuencias de sus actos. Lo triste del asunto es que toda esa ineficiencia no caerá sobre los verdaderos responsables... ni mucho menos los elevados sueldos de los congresistas, ni las pensiones vitalicias de los ex-presidentes. Toda esa ineficiencia se verá reflajada en aumento del IVA, Impuesto de Renta, una DIAN más cansona, un 5 por mil en vez de un 4...Eso es lo que da pesar, que aquellos que dieron vía libre a las FARC -viable quizás por el momento histórico- que prometieron protección (a cambio del cobro forzoso de impuestos), que fallaron en su obligación de protección escoltar, dar vía libre a la circulación, brindar otros medios de transporte -que posiblemente eran los juguetes de los niños de palacio y por eso estaban ocupados-, entre muchas alternativas, que no eran simplemente decir "no vaya", no hayan hecho nada. Sostienen algunos que existe prueba firmada de realizar su conducta bajo su responsabilidad, si la obligación de seguridad es de orden público ¿por qué vale una supuesta renuncia de responsabilidad?

¿Se le brindó escolta? ¿se le propuso esperar en la vía mientras abrían paso? Creo que sí hay omisión, de los gobernantes, con Ingrid Betancourt... y con miles de secuestrados anónimos y sin distinguir clase social, región, etc. Lo único es que si la omisión del estado tiene un nexo causal con el daño, también vale decir, que más que aunque responsable por cobrar impuestos supuestamente por seguridad, deben responder estos bandidos que son los directos responsables. Pero... si hay posible responsabilidad estatal ¡que pague el que por acción u omisión dañe! Dicen muchos: la liberaron. Sí, creo que se puede imputar a una forma de compensación del daño pero ¿al daño completo?

El maravilloso, santo, e inmaculado estado colombiano ha sido tan perfecto que pedir 13 mil millones de pesos por 6 años de "vacaciones" en la selva le suena a conchudez, si es mucho pedir por haber disfrutado de enfermedades, tratos inhumanos y degradantes, donde el estado mediocre -cuya "obligación es proteger"- simplemente le dijo "no vaya"-, pero el problema no era de ir o no ir... el niño Andrés fue en helicóptero... En fin sigamos defendiendo a esta porquería de estado...

Finalmente quisiera decir por qué hago esto. Personalmente admiro a Ingrid Betancourt, es quizás la política que más se parece a Simón Bolívar de todos los que he conocido. Es auténtica, denunció la corrupción del gobierno de Samper con valentía, dice las verdades sin miedo, es valiente, es inteligente, frentera sin dejar de ser culta... Es tan valiente que demanda contrario a lo que opina la masa... Y francamente entre nuestro inmaculado estado de burócratas, mis preferencias van con ella, aunque insisto, puedo equivocarme en creer que la conducta de Ingrid no exime completamente de responsabilidad al estado.

Los burócratas ineficientes, dejando al pueblo entre pereza, pobreza y falsas promesas generaron las FARC. Aparte de eso, cobran supuestamente por una protección que no brindan... al menos nos deben todo el dinero malgastado en impuestos... y muchas cosas más... ¿Aparte de que nos cobran impuestos inútiles, generan una pésima protección, tenemos que darle gracias por un secuestro así sea de otro? Bastante es responsable del conflicto como de generar un cobro para una falsa protección como para no responder...

Para terminar... Ingrid, no le pidás plata al estado... pedile que desaparezca para que nos deje de hacer daño...



jueves, 8 de julio de 2010

COMENTARIO FOTOGRÁFICO midnight sun


midnight sun
Cargado originalmente por josef.stuefer
Para nosotros que vivimos en el trópico, pareciese que el sol siempre saliera y se pusiera a la misma hora. Pero basta con poner atención en el año y uno se da cuenta que en esta época hay luz casi hasta las 7 pm y a mediados de octubre a las 6 pm ya está de noche. Esta circunstancia me sorprendió mucho, sobre todo porque en los 6 meses que estuve de práctica inicialmente salía al trabajo de noche y cuando volvía ya estaba oscureciendo. Unos meses después me quedaba hasta más tarde esperando a que mi papá me recogiera y había luz.... ese simple hecho confundió mi ubicación horaria con base en la luz.

Aunque acá en Medellín la duración del día (diferente a la hora en que se pone el sol que tiene que ver con otros factores) la variación es de aproximadamente una hora... que pocos se dan cuenta, en los países de latitudes elevadas la diferencia es prácticamente de 24 horas. O el sol ni sale o no se pone. Esa latitud es de alrededor de 66°33''. En algunos casos puede darse el fenómeno un grado por debajo.

Más que ponerme a dar la explicación de las razones del fenómeno, algo que ya hice en otro post, quiero comentar quizás lo que podría sentir. Lo primero que sentiría sería una confusión la berraca, ¿cómo así que no se pone el sol? ¿toda la noche como si fueran las 6 de la tarde? Son las preguntas que se haría mi cuerpo. Creo que el sueño se descuadraría...

Lo segundo es que sería un momento bastante poético. Al fin y al cabo ¿para qué soñar si tenemos un sol de un mundo mágico? Sería un momento poético, como el final del libro "El Mundo de Sofía". Mirar la inmensidad del cosmos, sentir ese sol que poco valoramos pero que siempre está ahí.

¿No sería hermoso sentir ese momento junto a la mujer amada? Al fin y al cabo es un día... sin noche...

Ads by Smowtion

Keegy