viernes, 20 de mayo de 2011

¿QUÉ LE ENSEÑAN LAS HORMIGAS A LA ESPECIE HUMANA?

INTRODUCCIÓN: ¿SOBREPOBLACIÓN?
La naturaleza, la teoría de la evolución de Darwin y demás, muestran cómo todas las especies lo que buscan es crecer en número y multiplicarse para sobrevivir. La selección natural conlleva que entre adaptación y dificultades sobreviva el más fuerte. Pero la especie humana, pareciese que va contra todo instinto al querer limitar el número de individuos de su especie ¿qué especie mataría a sus miembros bajo la excusa de conservación? De toda clase de prácticas se ven en el reino animal, pero no conozco una que tenga una clara intención de disminuir el número de miembros. No somos una especie en peligro de extinción, pero en muchas ocasiones pareciese que quisiéramos ser una.  

Se dice que estamos sobrepoblados cerca a alcanzar una cantidad de 7000 millones de miembros de nuestra especie. La verdad es uno número elevado y aparte del mejoramiento de las condiciones de vida, creo que en términos biológicos podríamos considerarlo un éxito ¿cómo la especie más débil e indigente ha alcanzado un número tan elevado de individuos? Una vaca se para al poco tiempo de nacer, el ser humano, con suerte -o quizás desgracia- se desteta a más de 15 años de su nacimiento. Es contradictorio que los científicos sepan que la supervivencia de una especie, tan débil como la nuestra, cuenta con un número elevado de individuos y sea esto más motivo de preocupación que de alegría.

¿LA ESPECIE MÁS NUMEROSA?
Ante los 7000 millones de habitantes cualquiera podría preguntarse ¿somos la especie animal con un mayor número de individuos? No. El domingo estábamos comiendo en familia y mientras ellos hablaban de carros, los interrumpí para preguntarles ¿cuánto pesa una gallina? La pregunta sonó un poco salida de contexto pero, es que yo no estaba en el mismo tema. Mientras leía la revista National Geographic de Mayo me topé con el dato que en 2009 se sacrificaron 52.000 millones de pollos para alimentación. Esto significa que se sacrificaron más de 7 pollos por persona en 2009 (Holmes, 2011). Tal dato me indica que la población de pollos debe ser igual o superior al número de estos animales sacrificados. Mi pregunta iba entonces a cuestionar si la "biomasa" que ponemos los seres humanos es igual a la de los pollos. 

Sin embargo, la respuesta en el tema de "biomasa" no la encontré en los pollos sino en hormigas y en otro artículo de la misma revista:

"Si algún día los extraterrestres llegaran a la Tierra, que no nos moleste si su saludo inicial fuera 'llévenme ante su hormiga'. Esta hormiga podría ser una reina madre, cuyo peso es igual al de unos granos de sal. Sin embargo, ella, junto con otras reinas y sus imperios a nivel mundial equivaldrían al peso de los 7000 millones de personas que, actualmente, bullen en todo el planeta.".(Chadwick, y otros, 2011 pág. 86)
Las hormigas son un éxito biológico tanto que calculan que hay alrededor de un millón de hormigas por cada humano. No puede negarse el éxito de este grupo de especies. Ya desde Aristóteles se les reconocía su curioso potencial y organización con clara división del trabajo. Sin embargo, si las hormigas representan dentro de la masa del planeta un número similar al de los seres humanos ¿por qué no preocupa su exceso? Si su masa es similar a la de los seres humanos, es probable que la cantidad de alimentos que demandan sea similar. En esto puedo equivocarme porque el ser humano requiere más energía dado su elevado nivel cognitivo, pero el caso es que es una masa que puede tener un impacto, en cuanto a alimentos se refiere, similar al humano ¿por qué no entonces se busca la extinción de las hormigas para que esa biomasa se convierta en una forma de satisfacer el "déficit alimentario"? Quiero aclarar que esto es básicamente un cuestionamiento, es evidente que el impacto del hombre es mucho mayor, la idea es cuestionar ¿por qué echarnos la culpa como especie? ¿No podemos hablar también de una sobrepoblación de hormigas? ¿Qué impacto tienen las hormigas en el "calentamiento global"? 

Dejando de lado la discusión sobre si hay sobrepoblación de hormigas, lo esencial es que, éstas han tenido éxito porque son muchas:

"Una hormiga trabajadora solitaria se para en una hoja y se estira para sujetar el borde de otra hoja cercana. Si la distancia es muy grande, una segunda trabajadora escala sobre la primera y la de abajo sujeta a la hormiga recién llegada de su delgadísima cintura y la sostiene cerca de la meta. ¿Todavía no es suficiente? Una tercera encarama en las dos primeras y se eleva todavía más. Hormiga por hormiga, una cadena viviente crece en el aire como el brazo de una grúa de construcción." (Chadwick, y otros, 2011 pág. 88)
Tan importante es que haya "sobrepoblación" de hormigas que éstas protegen la maternidad de una forma más intensa que aquellos que se denominan "mamíferos". Como sabemos, las hormigas son una gran familia, hijas de una gran reina (envidiada por ideólogos de género) que vive un largo periodo. ¿Cómo se comportan las hormigas frente a su "reina"?

"¡Salven a la reina! Si algún intruso las molesta, las trabajadoras menores -la casta de hormigas que atiende a su majestad- envuelven a la matriarca para protegerla de cualquier daño. La reina es la encargada de hacer crecer el superorganismo al producir decenas de millones de huevos a lo largo de su vida." (Chadwick, y otros, 2011 pág. 88)
 Los seres humanos tenemos ciertos parecidos a las hormigas, digo ciertos porque los experimentos por igualarnos a las hormigas o a las abejas acabaron en civilizaciones bastante deprimentes. Pero los parecidos se encuentran en 1. la necesidad de dividir el trabajo, 2. su éxito proviene de ese trabajo en equipo. Como se vio en los ejemplos anteriores una hormiga sola no sirve para nada, pero la "sinergia" que generan entre sus colonias permite el desarrollo. Lo mismo sucede con el ser humano, tan es así que hace poco en un foro de derecho laboral, en el tema de economía y empleo, Alberto Echavarría Saldarriaga, director de asuntos jurídicos de la Asociación Nacional de Industriales dijo palabras más, palabras menos "Colombia es un país con un alto potencial de desarrollo... porque tiene una de las poblaciones más altas de América Latina". 

La razón que explica por qué la población aumenta el desarrollo económico se explica por el principio de especialización acorde con las ventajas comparativas. Yo no puedo satisfacer solo todas mis necesidades, pero si el vecino se especializa en algo que yo no sé hacer y yo en lo que él no sabe pero yo sí, se facilitan las posibilidades y se ahorra tiempo y esfuerzo. Así al crecer la población cada quien puede especializarse mucho más al punto de satisfacer en cantidades elevadas aquello que antes era un lujo. ¿Se van a acabar los alimentos como dice Malthus? La verdad lo dudo, la razón es que, cuando uno hace una cosa por varias veces, a medida que la hace, aprende de ella y se vuelve eficiente, haciéndola mejor y en menor tiempo. 


CONCLUSIÓN

La principal enseñanza que nos dan las hormigas es su amor por su familia. Decir "amor" es algo impreciso, pero es algo similar. No se preocupan si hay sobrepoblación, déficit alimentario, ni quieren esterilizar a su reina. Muy por el contrario, las hormigas en sus especies, simplemente, en silencio, nos enseñan que dejemos de echar carreta y nos pongamos a trabajar, así la colonia siempre comida tendrá...

BIBLIOGRAFÍA

HERMANDAD DE TEJEDORAS [Publicación periódica] / aut. Chadwick Douglas H y Moffet Mark W. // NATIONAL GEOGRAPHIC (En Español). - Mayo de 2011. - págs. 82-95.

Población [Publicación periódica] / aut. Holmes Nigel // NATIONAL GEOGRAPHIC (En Español). - Mayo de 2011.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Ads by Smowtion

Keegy