lunes, 9 de noviembre de 2009

LA ALIENACIÓN MEDIÁTICA: EL PERVERSO NEGOCIO DE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN.


El leviatánA raíz del último post en el blog de una amiga donde publicaba su gran frustración frente a la falta de respuesta de un medio de comunicación. Me puse a pensar ¿no es esa una forma de mercadeo de los medios? Pero, ¿cómo es posible que una circunstancia que atenta contra la imagen corporativa de una institución sea una estrategia de mercadeo? Es sorprendente, increíble, pero es la realidad misma...

Resulta que el negocio de los medios de comunicación es muy distinto a los negocios comunes y corrientes, los medios se mueven por rating, y con base en el rating pueden cobrar más caro la publicidad. ¿Cómo así? Lo explicaré con palabras sencillas:

El "Diario la Verdad" tiene 10.000 lectores de prensa escrita y 20.000 lectores de su página virtual "siempredigolaverdad.com". El 60% de sus ingresos no proviene de los 10.000 lectores promedio que pagan US$ 2 por la compra de el diario, sino de la publicidad por tener aproximadamente 30.000 lectores tanto en prensa escrita como virtual. Circunstancia que les reporta diariamente en promedio unos US$30.000 por publicidad y US$20.000 por los consumidores directos del diario.

Ahora bien, el "empresario" comunicador tiene dos estrategias para difundir la lectura de su diario:

  1. Promoviéndolo con publicidad y un trabajo arduo, seleccionando mejores lecturas,etc 
  2. Publicando artículos amarillistas, tendenciosos y que ofenden a alguna parte en concreto ¿por qué?
Las publicaciones amarillistas como estrategia de mercadeo son muy útiles, porque no obstante encontrar opositores, lectores furiosos que todavía creen en la democracia quejándose (mientras ellos se ríen entre Whiskys), encuentran que eso les dispara el consumo.  ¿Y cómo les aumenta el consumo?

Los lectores que están de acuerdo saldrán a la página del periódico, mandarán cartas de felicitaciones, evaluarán positivamente los artículos, comentarán favorablemente en sus páginas y se sentirán felices de vivir en una "democracia pluralista". Por su parte los opositores también mandarán sus cartas de rechazo, comentarán desfavorablemente los artículos en sus páginas de internet, los evaluarán mal y su rabia los querrá hacer insultar el periódico o medio. ¿No creen que la rabia es una forma de volverse consumidor?

Pero, ¿por qué los enriquece? Pues resulta que los artículos polémicos disparan el rating de consumo (literalmente de sus páginas web y prensa escrita). De esa manera tanto opositores como las posturas favorables entran a formar parte del rating y derivado de la economía de mercado, el precio de pautar publicidad en las páginas o en el diario escrito se eleva teniendo como conclusión un mayor nivel de ganancia para los dueños del "diario".

Resulta que con base en eso, los perversos empresarios del negocio de medios utilizan las publicaciones polémicas no con él ánimo de sacar la verdad, sino simplemente de tener lectores que así entren al menos por un segundo lo que aumenta el rating. Es por eso que a ellos no les importa ni la verdad, ni la imparcialidad, ni siquiera que los lean, simplemente les importa el número de personas que entren a sus páginas, y por eso hacen lo que sea. ¿Cree usted que les interesa la literatura, el placer de escribir?

¿Cómo nos alienan los medios de comunicación? Si la palabra alienación le suena a alienígena creo que la ha comprendido a la perfección. Exactamente, los medios nos vuelven extraños a nuestra propia realidad. Se nutren de la supuesta, falsa y mentirosa "democracia participativa" y lanzan el artículo polémico, tendencioso, amarillista o mentiroso en virtud de la "libertad de prensa", los ofendidos (alienados por la democracia diría yo) salen a defender su postura también en virtud de la "democracia participativa". Se genera el circo, el caos,  mientras ellos disfrutan su Whisky en sus cátedras extranjeras alegrándose de un excelente aumento de sus perversas entradas.

Para concluir quisiera utilizar una frase ajena, de una comunicadora social en su abandonado blog sobre un incidente en Egipto con unos cerdos en la época de la gripa porcina (¿por cierto cuántos nos hemos muerto de gripa porcina? Quizás los medios por no poder soportar tanta riqueza mal habida). La conclusión de ella es muy buena porque es muy crítica, y simplemente con un lenguaje literario resume la raíz del problema:
"... nada más rentable para un medio que un posible fin del mundo." (Verónica Toro Restrepo en Sobre Cerdos, Medios de Comunicación y Gripa Porcina)

1 comentario:

Ads by Smowtion

Keegy