martes, 7 de diciembre de 2010

SOLIDARIDAD EN LIBERTAD: LA EFICIENCIA DE LA CARIDAD EN UNA SOCIEDAD SIN ESTADO

"La fraternidad es espontánea o no lo es. Decretarla es aniquilarla."  Frederic Bastiat. Esta frase resume algunas ideas que vengo pensando hace días. En mis primeros semestres tenía un partido de Pin-Pon en mi cabeza, unos días amaba la libertad y otros la solidaridad. Pero era un razonamiento a la moderna: ¡excluyente! Si había libertad no había solidaridad y viceversa. Sin embargo, en parte por las ideas de la cabeza brillante, pero más por la observación de la realidad misma, encontré mucho más eficaz una solidaridad focalizada en manos privadas. ¿O podría haber habido un buen samaritano con deudas a la DIAN (Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales en Colombia)?




LA INEFICIENCIA DE LA "FUNCIÓN PÚBLICA"

Centro Administrativo La Alpujarra.
La eficacia de las fundaciones privadas y de las acciones de inversión social de miles de personas son mucho más eficientes que las que realiza el estado mismo. Pero ¿cuál es la razón de ser de esto? En primer lugar el estado tiene una única línea de solidaridad que considera ha de seguir, los lineamientos de la Corte Constitucional, los Planes de Desarrollo, las leyes marco, la excesiva burocracia, generan que el gasto de inversión de un proyecto social tenga unos costos operativos tan elevados que la mitad del proyecto se pierde pagando la burocracia. Cuando mi tía N. trabajaba en la Alcaldía tuvo un proyecto de empleabilidad, éste proyecto funcionó muy bien durante la Alcaldía de Fajardo, pero le pusieron miles de trabas en la de Alonso Salazar lo que generó más gastos en luchar por el proyecto, que el proyecto en sí. En segundo lugar, su contenido no es producto del "consenso" sino de lobbie político que sigue unos intereses de algunos, lo que genera que se perviertan los proyectos y se desvíen para diversos grupos ideologizados sin tener un impacto focalizado o real; sin contar claro está, con los intereses del alcalde. Derivados de los puntos anteriores, se genera una exclusión y un descontento de otros grupos que empiezan a generar presión por la corrupción y el desvío de fondos públicos. También los cárteles de contración influyen mucho en esto. Finalmente, como se trata de proyectos impuestos y financiación impuesta estos terminan por disminuir el ingreso de las millonarias sumas que estos requieren.

No es que todos los proyectos sean malos, sino que tal estructura burocratizada, institucionalizada e intervencionista, más que proyectos que nos disgustan, se genera ineficiencia en sus resultados, sin contar el enriquecimiento ilícito de los funcionarios o hasta desviación de fondos. Y aún en el caso de un funcionario honorable que aunque no me crean existen, su forma de trabajar se complica porque si el proyecto falla se quedan atados de muchas maneras. En todo caso:

La realidad es que si en el medio de un océano de corrupción cae un intervencionista honesto, la mafia de la corrupción se lo come vivo. Y en el caso que se consiguiera un ejército de intervencionistas honestos que pusieran en retirada a los intervencionistas corruptos, igual tendríamos un serio problema de eficiencia económica. (Cachanosky, 2010)

LA INVERSIÓN SOCIAL PRIVADA.


    "Una falla de mercado para un intervencionista es una oportunidad de negocio para un empresario"

TRABAJO DIGNO...
Vendedora ambulante.
En el punto anterior vimos las razones por las cuales es, desde el punto de vista económico, ineficiente la labor del estado en obras sociales, ello sin mencionar el problema de sobornos, enriquecimiento ilícito, etc. En este veremos las razones por las cuáles la inversión social privada es eficiente. Dice Yunus refiriéndose a la eficacia de la empresa y defendiendo la empresa social: “La idea de empresa social tuvo un origen realmente sencillo: siempre que yo quería enfrentar un problema social o económico, trataba de resolverlo creando una empresa en torno suyo” (YUNUS, 2010, pág. 18). Adicionalmente es un mejor modelo que el asistencialismo en tanto que “En lugar de aceptar regalos pasivamente, están participando activamente en el sistema económico y convirtiéndose en jugadores de derecho propio en nuestra economía de libre mercado” (YUNUS, 2010, pág. 6). Inclusive el mismo Nietzsche lo consideraría un modelo mucho más respetuoso de la condición humana “Tal es el estilo de las almas nobles: no quieren tener nada gratis, y, menos que nada, la vida” (Nietzsche, 1885, pág. 181). ¿Habría tenido Yunus el éxito en el saneamiento de las necesidades de los pobres que tuvo si se hubiera puesto a trabajar como burócrata del estado? Lo dudo... por ello empezamos a ver unos claros indicios de las ventajas de la inversión social privada.


Ante el siguiente problema ¿qué solución daría? Un barrio pobre de la ciudad carece de servicio de recogimiento de basuras. En ese barrio se encuentra una empresa de construcciones. La solución estatista es bastante complicada. Si es en Colombia entre el derecho de petición, la acción popular y si acaso una tutela es muy probable que el proceso se demore. Con ello se arriesga la comunidad, se arriesga la empresa. 

Resulta que el caso anterior es real y ocurrió en El Salvador:

La planta de mezcla asfáltica de SERDI está ubicada en un barrio de bajos ingresos y con problemas de violencia juvenil.Varios trabajadores de SERDI fueron objeto de asaltos hasta que la empresa decidió abordar una de las necesidades más imperiosas de la comunidad, la recogida de basuras, que no era realizada por los servicios municipales. Para ello, SERDI dedicó uno de sus camiones a realizar el servicio de recogida de basuras una vez terminada la jornada laboral. Esta iniciativa ha tenido el impacto de facilitar la convivencia con sus vecinos. (BANCO INTERAMERICANO DE DESARROLLO, 2009, pág. 244)

BLANCO Y NEGRO
San Fdo Plaza
Diciembre de 2008
Probablemente el estado salvadoreño se está enriqueciendo sin justa causa cobrando impuestos y no haciendo lo que tiene que hacer, pero más que ello, la eficacia de la medida socialmente responsable funciona. Es muy posible que algunos consideran que la responsabilidad social es una nueva forma de intervencionismo, sin embargo, su principio de voluntariedad impide que sea una imposición. Tal vez una forma de masificación, quizás, pero los objetivos del milenio, las definiciones de la OIT y demás no son más que guías que bien pueden aceptarse o rechazarse. Yo personalmente rechazaría todo lo que venga de la Organización de Naciones Unidas, o tendría un gran filtro porque ellos sí son intervencionistas, mientras que la OIT su modelo tripartito aunque discutible, también es ventajoso y da cierta confianza. Por otro lado ¿por qué habría de rechazar otras experiencias?


Una de las guías para tener eficacia en materia social es la "inversión social" que consiste en:

La inversión social es una forma de relacionarse con la comunidad a través de proyectos de desarrollo socioeconómico que son gestionados como inversiones. Además los proyectos de inversión social se ejecutan de manera sistematizada a lo largo de todo el ciclo de gestión del proyecto: el diagnóstico, la planificación, la ejecución y la medición y la evaluación de impactos. (BANCO INTERAMERICANO DE DESARROLLO, 2009, pág. 231).


Esto en español quiere decir que si bien es cierto la inversión social tiene un impacto en los diferentes stakeholders de la empresa, su gestión debe realizarse de la misma manera en que un empresario realiza sus inversiones de otros tipos. Es así como esta experiencia sugiere optimizar la gestión de la inversión social para tener el mayor impacto social al menor costo. Cosa distinta sucede en el sector público que ya cualquier proyecto social tiene unos costos de operación gigantescos para que pueda ser igualmente eficiente.


Personalmente haría maravillas con las millonarias sumas que utiliza el estado en sus miles de proyectos, teniendo un mayor impacto, sin el costo de hacer una licitación larga y costosa, burocrática, etc. Ahora, si eso es así ¿cuánto no se podría hacer si tuviéramos el 33% de lo que las sociedades pagan en el impuesto de renta? ¿Cuánta gente no podría acceder a mejores productos sin el 16% del IVA? 


Uno de esos modelos interesantes que podemos encontrar en Colombia es el de la Fundación Social que no pertenece a un conjunto de empresas sino que es dueña de las mismas. Su finalidad es lograr acabar con las causas estructurales de la pobreza. 


LIBERTAD PARA PRODUCIR, LIBERTAD PARA AMAR.
Arriero y mula.
¿No se demoraría menos
si disminuyeran las irregularidades
del camino?
Ayer hablaba con un taxista que me decía "si este pueblo produce con toda la plata que se han robado, como sería si no se la robaran". Los taxistas a veces saben más de la humanidad que muchos profesores de universidad, otros son vergonzosos, pero es usual [aunque no siempre] encontrar una frase sabia, una buena reflexión. Efectivamente, si logramos producir y aspirar la repartición del 66% de las ganancias que realmente obtuvimos somos unos "verracos". Ahora, si desaparecieran las trabas para la producción, es muy probable que se presentaran las siguientes consecuencias:
  • Disminución del costo de bienes y servicios.
  • Acceso de mayor cantidad de personas al mercado.
  • Facilidad para crear nuevas empresas.
  • Aumento del salario de los trabajadores tanto por mayores ganancias como nuevas empresas. El aumento del salario no solamente sería en términos nominales sino también reales por la disminución del costo de los bienes.
  • Mejores incentivos para aumentar la productividad.
Pero también habría una mayor libertad para amar. ¿Cómo así? Entre más me cuesta mi subsistencia, más costosa se vuelve la capacidad de amar, o por lo menos de hacer eficaz/eficiente el amor. Entre menos costosa se vuelve una sociedad hay más posibilidad de lograr un apoyo eficaz.

Capitolio Nacional
Adicionalmente, cuando de entrada el estado decide por mí en qué obras sociales invertir está desconociendo mi propia autonomía, al punto que muchas de esas "obras sociales" irán en contra de mi propia vocación o al menos voluntad. Para la izquierda en Colombia sería el caso de "agro-ingreso-seguro", personalmente no conozco ese caso, pero para mí "obras sociales" del estado que no invertiría y me parecen contra-producentes son:

  • Difusión del aborto y repartición de condones y anti-conceptivos.
  • Difusión de la ideología de género.
  • Construcción de la mal llamada "Clínica de la Mujer" en Medellín.
  • Regalo de crispetas de parte de la Alcaldía el sábado pasado. ¿Qué tiene que vender la Alcaldía para regalar crispetas? ¿La imagen de Alonso Salazar?
  • Definición, (delinea)miento de las entidades, currículos, temas, entre otros por parte del Ministerio de Educación. Imposición de ideología estatal.
  • La financiación de la Corte Constitucional Colombiana.
  • Si es verdad lo de Agro-Ingreso también y cualquier clase de subsidio a los cárteles del agro.
  • La asociación estado-bancos, la financiación con recursos públicos de la actividad de los bancos.
  • Mensajes de la Personería de Medellín hablando de "derechos de los animales".
  • La persecución a los vendedores ambulantes.
Pongo esta frase de Santander para
contrastar. Las leyes restringen la
libertad.
Lo anterior, es una fraternidad impuesta como la frase del principio, su decreto lo anula porque más que sentirme unido a los "colombianos" me siento atropellado en mi capacidad de participación en proyectos sociales. Si me esclavizan al servicio de alguien ¿estoy siendo realmente solidario? 

Adicionalmente la libertad para el amor permitiría la potencialización del efecto solidario. Las instituciones de beneficencia, como las casas de adopción, tienen un montón de limitaciones estúpidas para poder realizar su labor. Prácticamente, el estado quiere monopolizar la labor social y por eso, creo, que no hay proyectos eficientes que logren sobrevivir a tanta intervención. Las cooperativas, las cajas de compensación, las fundaciones, las casas de adopción, entre otros, se encuentran bastante intervenidos. Si por el contrario nos pudiéramos ejercer nuestra libertad de asociación, facultad de carácter natural, nuestros fines llegarían más lejos.

CONCLUSIÓN O REGRESO AL ORIGEN.

¿Virtud impuesta? Rara virtud, por eso regresamos al origen, no hay voluntariado social impuesto: ¡una evidente contradicción! Si la decisión de amar viene del interior de cada conciencia ¿cómo sería posible que amara realmente? Si me coaccionan para actuar dentro de lo que el estado cree que es amor, esto es, a pagar impuestos ¿qué verdadera vinculación hay con el otro? ¿acaso estoy contento de "donar" de manera forzada el apoyo a proyectos que no comparto? Y no soy una persona neutra como pretenden decir los del Partido Verde y personas como el Concejal "Palillo" [a quien se gozaron por eso], precisamente por tomar partido es que no me gusta la prioridad a la falsa "ecología" de ese grupo, no me gustan las empresas tabacaleras, entre muchas cosas que no puedo imponer [pero sí CRITICAR], pero tampoco quiero que me lo impongan [pero sí que las intenten sustentar]. 

Nos han dicho que imponiendo las ideas de unos con los recursos de todos se acaba la exclusión, al contrario, esa es la mejor forma de dividir a las personas: ¡forzarlos a estar juntos! Así se acaban excluyendo los poderosos del estado al resto de la comunidad que no comparte sus ideas o proyectos. ¿No será que la división, odio y violencia provienen de una forzada asociación? Y si no se tratara de una asociación forzada sino de un proyecto duramente controlado la eficacia de los resultados se pierde, destruye, desaparece en un mar de burocracia. 


Panadero y aprendiz.
Una de mis imágenes favoritas
sobre la economía.
Bibliografía

BANCO INTERAMERICANO DE DESARROLLO. (2009). Guía de aprendizaje sobre la implementación de RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL en pequeñas y medianas empresas. WASHINGTON.

Cachanosky, R. (29 de Noviembre de 2010). Intervencionismo: ¿ideología o negocio? Recuperado el 7 de Diciembre de 2010, de Economía para todos: http://www.economiaparatodos.com.ar/ver_nota.php?nota=2984

Nietzsche, F. (1885). Así habló Zarathustra. España: Euroliber S.A.

YUNUS, M. (2010). EMPRESAS PARA TODOS. Hacia un modelo de capitalismo que atiende las necesidades más urgentes de la humanidad. (A. Buitrago, Trad.) Bogotá, Colombia: Norma S.A.  




No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Ads by Smowtion

Keegy