lunes, 1 de marzo de 2010

RECORDANDO EL PASADO..."PANORAMA ESPIRITUAL DE COLOMBIA"


Hoy es primero de Marzo. Me acabo de acordar que hace exactamente 4 años escribí unas ideas para mi amiga Victoria Bonilla. Es increíble recordar que viví mucho tiempo con el dolor que me producía esa carta. Tarde que temprano estallé. Pero, ese fue quizás el comienzo de toda esta crisis para comprender lo que soy y lo que somos... Mis últimos 4 años parecen una eternidad, lo que paradójicamente implica un instante. He sufrido, llorado, pensado, escrito, muerto y he vuelto a vivir. 
Lo vuelvo a publicar para que lo lea quién le interese... Espero que lo haga sentir y pensar. La imagen es posterior al escrito pero me gusta porque representa el sufrimiento de muchas personas en esta división arbitraria del territorio que llaman "Colombia".
PANORAMA ESPIRITUAL DE COLOMBIA.
Hoy empieza un nuevo mes y por lo tanto una nueva reflexión existencial debe hacer parte de las mentes de los seres humanos. Pero, para la mayoría, sólo es la fecha en la que pueden cobrar sus sueldos y sus contratos de arrendamiento. Hoy sufren los pobres, y los ricos disfrutan desde Hawai la consignación de sus dividendos en su cuenta de ahorros. ¿Quién estará cumpliendo años? ¿Quién murió hoy? No sé, pero esas son las implicaciones de un día más, de un mes más, de un año más, de un mayor interés, de un nuevo salario, de una nueva deuda, de la valorización de una acción… solo la vida puede afirmar quien camina hacia la felicidad y quién hacia la tristeza.
 Desde el 19 de febrero te estoy debiendo algo que me atormenta, no a mí, a todos los seres humanos. Vicky, vivimos en una esfera de cristal ¿sabes cuánta gente está muriéndose a pocos kilómetros de tu casa por no tener un pan para comer? Creo que la injusticia es geográfica, sólo es geografía lo que determina quien viaja a Miami y quien no puede conocer ni el centro de su ciudad. Sólo geografía distancia a los seres humanos entre sí. Si hubiera nacido 4 kilómetros al norte estaría pasando hambre, tal vez habría visto como mi familia habría sido asesinada a manos de grupos armados ilegales y yo habría sido uno de ellos. Tal vez ya tendría un hijo, quien estaría pidiendo plata en un semáforo para tener mi dosis de abuso sexual por parte de un tipo que lo esclaviza mientras otro joven maneja un carro pensando en que la dignidad humana es el principio fundante del Estado colombiano. La diferencia sería una ventanilla, serían unos pocos metros, una mano para pedir una simple moneda, sin esperar si es de 50 o es una escupa, el joven en su twingo no mira, desconoce el ser humano que le levanta mano: si fuera mi alumno le pondría cero en el parcial. Son las dos caras de la moneda, las dos caras del sufrimiento, los dos polos de la ciudad. En las ciudades colombianas hay quienes vivimos en la esfera de cristal, quienes nos mantienen en la esfera de cristal y quienes viven en las calles encerrados en la esfera de sacol (ese pegante que huele muy maluco y con el que se traba la gente). Nadie sabe lo que la vida, sólo saben lo que son las comodidades y el sufrimiento. ¿Cuál será el dolor humano de una niña de 13 años que les hace sexo oral a los que sean por dos mil pesos para comprar sacol? Y para nosotros el mundo es el derecho, la belleza de la convivencia humana, la belleza inexistente, la inutilidad más bonita que se han inventado. Nuestros legisladores son poetas no humanistas. ¿De qué nos sirve escribir bonito si nuestro escrito no sirve para nada? La parte poética de la constitución se ve en el libro "el árbol de los anhelos" de Jairo Aníbal Niño, de qué ha servido esa poesía, ese árbol de anhelos sino para decirnos que no existe.
 Una esfera de cristal nos aleja del sufrimiento, en nuestras vidas la moral es lo esencial, el derecho debe ser obedecido, la moral y el derecho son estrategias para ocultarnos la realidad. La moral y el derecho son hijueputas, nos ocultan el sufrimiento de los seres humanos, son el brazo de la mentira, son los materiales de la esfera de cristal.
 Varios casos he tenido en los que me he dado cuenta que soy un beneficiado de la injusticia. Si hubiera nacido a unos 100 kilómetros si es que no son menos al este, en pleno Magdalena medio, tal vez estaría prestando el asqueroso servicio militar en Honda, Tolima y me habría tocado un entrenamiento en Piedras, Tolima quizás hubiese sufrido la barbarie de las torturas, del abuso, de las hormigas en las orejas, de ser marcado como una vaca en un tatuaje, de ser patiado durante horas, de haber tenido que sufrir la violación de mi intimidad, entre otra gran variedad de cosas que más que delitos son atentados contra el hombre mismo. Es un escándalo, salió el jefe de las fuerzas armadas, el defensor del pueblo sale con un chorrero de babas, el presidente con sus habituales reacciones de falsedad haciéndose el bravo con la violación a los derechos humanos. Unas madres consternadas, sin saber siquiera que existe un personero municipal al que se le pueden poner las quejas de las violaciones de los derechos humanos. Unos jóvenes que piensan que el abuso es parte del entrenamiento, sin saber que pueden demandar al Estado Colombiano ante la corte interamericana de derechos. Dije yo: "yo los demandaría ante la corte interamericana" y la realidad me contesta "ellos no saben lo que es la corte interamericana". Todo eso porque nací en una ciudad a unos pocos kilómetros de ese lugar pero donde la moral y el derecho nos impiden ver más allá de nuestras narices, de un viernes con rumba o de la esposa que queremos conseguir. ¡La vida es tan injusta! ¡Sólo tú sabes lo que es la justicia! Piensa en aquellas personas que montan en metro y si se alejan 2 estaciones del poblado se confunden y casi lloran, su desesperanza se siente ¿por qué lo hacen? Porque les da miedo darse cuenta que son privilegiados. 
No soy muy amigo de Alex Ubago, pero sé que para entender mi sentimiento en este momento, lo mejor es que te detengas a oír su canción "fantasía o realidad". Oye también la que empezó a sonar "La nena" de Ricardo Arjona y otras como "quesos, cosas, casas" del mismo cantante. No sabemos lo que realmente vivimos, hacemos parte de una novela rosa barata, de librería que huele a mediocridad, que huele a alienación. Yo sufro por una gripa y por la distancia, hay gente que lo hace porque le niegan su dignidad y no puede comer. ¡Acabemos con la pobreza!
 ¿Quién es pobre? El 15 de septiembre del 2004 tuve la oportunidad, por rosca y ventaja, de asistir al seminario desarrollo, equidad e integración realizado por los 50 años de Comfama una caja de compensación de mi departamento, no sé cuál será la más conocida en Bolívar. La definición de pobre es de aquella persona que no puede conseguir los bienes básicos como alimentos, salud,…, etc. Pero nunca me gustó esa definición porque yo conozco muchos pobres que lo único que tienen es plata. No se define la pobreza de espíritu, esa es la más grave, es la causa de todos los males de la humanidad. No existe magnaminidad, no hay un espíritu grande para abrirnos a las realidades de los demás. La pobreza de espíritu es el candado que cierra la esfera de cristal de la indiferencia. Esa pobreza de espíritu es la que se da el lujo de definir quienes tienen mejor vida que otros: "calidad de vida". Lo irónico del asunto es que quienes tienen más calidad de vida son los que tienen los índices más altos de suicidio ¿será que el suicidio es el punto máximo de la felicidad? La calidad de vida es proporcional a la infelicidad. La infelicidad es eso, ironía, la infelicidad es la calidad de vida.
 Egoísmo, "exceso de yo" sería la etimología de esta palabra causante del problema de la humanidad. La esfera de cristal es la materialización de la idea del egoísmo. Tenemos que salir de nosotros mismos, destruir eso que nos aparta de los seres humanos que nos rodean, el egoísmo se da si los de Medellín van a las comunas del norte, en Bogotá si van al sur, en Cartagena si salen de Manga y Bocagrande. Vencer el egoísmo es muy fácil, hay que hacer turismo por la ciudad. Puedo afirmarte, sin temor a equivocarme, que mis compañeros de colegio vivieron toda su vida en una ciudad que no conocen. La mayoría de ellos son una partida de derechistas que quieren mantener la esfera de cristal del egoísmo. Tenemos que acercarnos al pobre y al necesitado no por caridad, no por generosidad, sino porque es una obligación intrínseca de la vida en comunidad. Quien sirve al pobre por caridad no hace más que hacer estético su egoísmo, hay que servir al pobre porque la comunidad nos exige compartir con ellos. Servirle al ser humano necesitado no es algo más allá de lo humano, es algo que está en los comienzos del hombre, es el acto más básico de humanidad. No hay que servir por vanidad sino por humanidad. ¡Actuemos! Dejemos de ser ironía.
 Más grave aún que el problema de indiferencia y la esfera de cristal es convencerse que lo único valioso es lo que está dentro de ésta. Ese es el problema más grande, eso es lo que causa la existencia de los "desechables" aquellas personas que no valen, eso es lo que genera que se hagan grupos de "limpieza social" que es un nombre muy bonito para hablar del tipo penal que se refiere al "genocidio" el delito más grave para nuestro ordenamiento. Hablan de dignidad humana y defienden la limpieza social, no hay ser humano que merezca morir. ¡Que falta de humanismo! El ser humano es un animal que no vale nada, la vida es nada, nada, nada, nada… ¿por qué? ¡Dios mío! ¿por qué? Abortan, los mendigos son el material de estudio de los estudiantes de medicina de universidad del norte, los militares son violados, los paras asesinan con motosierra, la guerrilla deja huérfanos en el Huila, los "benefactores sociales"  matan a aquellos que consumen droga en Medellín. Y el artículo primero de la constitución ensalsa la dignidad humana hasta el extremo. ¡Colombia es la peor ironía!
 No te escribo para que te escandalices, ni para que sufras, sé que te impresiona todo esto, no creas que yo no he estado a punto de querer destruir la existencia por eso. Lo que me motiva a escribirte es que tienes mucho que hacer por tu país, pues hace 12 días me contaron como alguien en Cartagena recoge "gamines" de las calles, los amarra, los hecha a su carro, se los lleva para su finca y los echa a las babillas para que destruyan la "casi" humanidad que tienen. Debes hacer mucho, eres la encargada para gobernar tu pueblo, debes ser alcalde de Cartagena o defensora del pueblo, debes estudiar mucho y llegar lejos. Sólo tú puedes resolver ese problema. Me duele, me duele la inequidad en la que vivimos, me duele ver que nos matan la esperanza.
 Hay que reivindicar a los seres humanos, el hombre es un ser muy valioso, es libre, tiende al mayor bien existente que es la felicidad plena ¿por qué impedimos eso? Si el hombre quiere ser feliz ¿por qué se niega a sí mismo a serlo y a los demás? Actuemos, aprovechémonos del medio en que nacimos para influir como lo hace mucha gente, llevemos la felicidad a aquellas personas que no tienen un pan con que desayunar, llevemos el conocimiento de los derechos humanos y de los mecanismos para protegerlos. Sonriamos a los pobres hagámoslos "soñar despiertos", disfrutemos con ellos montando en escaleras eléctricas o en ascensor, vivamos siquiera una mañana con ellos para sentir el dolor que sienten por no comer, regalémosles amistad, confianza, esperanza, futuro. Sé que no podremos cambiar esta situación de la noche a la mañana, pero podemos ser influencias sutiles en nuestro medio para hacer una vida un poco mejor cada vez más. Podremos ser aquel punto culmen que cambie el sistema hacia un mundo mejor.
Es idealismo, es utopía… está en nuestras manos ir hacia ella. Ese es el panorama espiritual de nuestro país. Sabemos cuál es el deber ser, busquémoslo.
No pierdas la esperanza, mantenla viva. La esperanza es la vida. ¡VIVA LA VIDA! ¡Vivamos! Vivir es hacer felices a los demás.

2 comentarios:

  1. Me acuerdo perfectamente cuando, por aquel tiempo, lo leí. Hoy, como entonces, me vuelve a hacer pensar. "Es cuestión de geografía...", "y que tal si yo...", "¿cuál es mi responsabilidad...? si la tengo..." En fin, son muchísimas cosas las que se podrían decir. Desde hace rato he querido escribir algo al respecto... Ya veremos si algo sale

    ResponderEliminar
  2. Lo de la cuestión de geografía me acuerda de una pregunta ¿no crees que tu vocación puede determinarse de alguna manera por las personas con las que vives y trabajas?

    ResponderEliminar

Ads by Smowtion

Keegy