lunes, 8 de noviembre de 2010

CUESTIONES SOBRE LA ESENCIA HUMANA

Comparto con ustedes un correo que envíe a dos personas y que no me contestaron. Son más preguntas que respuestas. Inquietudes sobre lo que somos. ¿Valemos [somos dignos] porque somos libres o porque esa libertad nos permite amar más? 

¿QUÉ ES EL HOMBRE?

No les escribo propiamente para mandarles un fordward con algunos mensajes mañés y una canción de Raphael de fondo. Ando leyendo el libro el "derecho a la vida y el aborto". Kmula como te imaginarás he peliado con él todo el primer capítulo, no porque no sea bueno, sino que, sin ser absolutamente excluyente, todavía me cuesta (no es que no tenga puntos en común porque eso de las ideologías no va conmigo) la noción de hombre en la tradición aristotélico-tomista. ¿Será que estoy confundido? Pues es que ¿cómo así que la causa formal del hombre (lo que lo hace que sea hombre) es la racionalidad? No sé si es mi pobre idea de lo que es la racionalidad en sí o realmente aquello que nos hace hombres es nuestra potencia-vocación al amor. Adicionalmente la dignidad del hombre no posee del auto-dominio ¿qué valor adicional le da el autodominio, el señorío de sí mismo si no son sus fines? Es decir el hombre no tendría mayor dignidad por ser señor de sí mismo si esa dignidad no estuviera dirigida hacia ese fin hermoso que es el amor. Aunque últimamente he tenido la cabeza bloqueada para tocar también temas teológicos, no recuerdan la frase bíblica "¿de qué le sirve al hombre tener el mundo (señor de sí y de lo que lo rodea) si pierde su alma?" ¿No implica ello que el valor o la dignidad del hombre surge es del fin del autodominio [el amor] y no del autodominio en sí? 

Por otro lado, Kmula cuando tu papá habla del acto humano y de la voluntad y el entendimiento me confundo más. En este caso toma la noción Tomista-Liberal (pues también cita a Locke) de lo que es la voluntad. Me confundo porque me sigue dando la sensación que si la voluntad es el movimiento al fin que es -real o aparentemente bueno- pareciese como si eso volviera a repetir la idea de que la causa del contrato es "la voluntad reflexivamente encaminada" porque si la voluntad se dirige al fin, no habría consentimiento si no se realiza el fin ¿me equivoco? Probablemente sí, pero es que aquellos temas tan complicados superan una cabeza cansona preocupada por decir cosas feas. 

Para finalizar, me encanta escandalizar a los aristotélicos ¿pueden creer que haya gente que crea que es el mayor filósofo de la historia? Entiendo por el mayor filósofo, no el más carretudo sino el más sabio. Y en eso ya lo superan Sócrates, Platón, Epicuro, Cicerón (por 3 frases que he leído), San Agustín, Santo Tomás de Aquino, Kierkegaard. Y si fuera por escritos, es verdad que Aristóteles fue el primero en explicar las cuatro causas, pero el que verdaderamente logra desarrollar más ideas es Tomás. 



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Ads by Smowtion

Keegy