sábado, 29 de enero de 2011

COMENTARIO FOTOGRÁFICO: TRABAJANDO EN EL CEREBRO ¿EDUCACIÓN?

La verdad ando trabajando en un proyecto de investigación para proponer un programa de "Educación para el Trabajo". Pensará usted que me estoy deprimiendo haciendo cosas curriculares, pero la verdad, como se tocan más temas económicos, de análisis de mercado, de investigación es bastante agradable. Además, la educación para el trabajo me hace pensar en que hay que ayudarle a la gente a que encuentre su ser, no enseñarle a ser empleado. Adicionalmente me sirve un poco para conocer y tener más elementos de crítica a la hora de conocer la educación. He aprendido cosas bastante curiosas en esta investigación, que me servirían para ayudar a las universidades a "certificarse" pero que para mí...


La verdad cuando pretenda criticarme [mi conciencia lo hizo primero] no le negaré que la burocracia de la educación es francamente deprimente y eso sin contar con que, los trabajadores cuentan con jornada máxima legal, pero si uno estudia en un colegio le prohiben vivir desde los 7 años ¿Qué hace un niño 8 horas en un colegio y adicionalmente le toca llegar a la casa a hacer tareas? Chesterton sostiene que algún día la palabra "educación" será tan vieja como la palabra dogma ¿no es eso lo que pretende decir la foto, que la educación es el "dogma" moderno?

Pues en el transcurso de la investigación me encontré con esta "maravillosa" foto. Pensé recortarla para no dejar a mi prójimo en sus vergüenzas, pero perdía gran parte del mensaje. Esta imagen es bastante auténtica, es decir, muestra lo asquerosa que es en verdad la educación -al menos a nivel colegial-. La educación pretende que hay un sujeto activo -el sistema educativo- y un sujeto pasivo (si fuera activo lo castigan) a quien le meten una idea en la cabeza. Los profesores, según la imagen, son obreros [prostituidos] cuyos martillos no son más que las interminables planas y repetición de ideas que construyen paradigmas en el cerebro y con ello piensan que "la educación lo transforma todo". La verdad de esa imagen solamente pienso que la niña pone esa cara del dolor de cabeza tan berraco que genera que le martillen a uno ideas en la cabeza... de hecho nótese cómo aprieta los dientes en señal de ansiedad, entre la sonrisa fingida producto de la vanidad que pretenden enseñarle.

Todo el mundo oía hablar a Antanas Mockus con su poética campaña de repartir lápices y se le asociaba como un defensor de la paz. Aunque no estoy de acuerdo con la guerra de ataque propia de la política Uribe-Santos, pero, me toca ser absolutamente sincero al sostener que la propuesta de Mockus era más violenta. Santos y Uribe pretendían dominar algo que es posible, actuar mediante la fuerza, pero ellos, no se metían en la cabeza del delincuente quien puede seguir pensando sus locuras (al menos allí es libre). Mockus por su parte, repartía lápices, pero no para hacer pensar, sino para difundir de manera más efectiva la ideología estatal (y la ideología de género) mediante la educación. En el absolutismo educativo de Mockus el criminal ya no solamente es el guerrillero que pretende acabar con el régimen por las armas, sino el niño que no repite la plana que el profesor le ordena: "los profesores NUNCA se equivocan" (en "mi" colegio pusieron una frase así).

La verdad, adelanto parte de lo que me preocupa en el proyecto y es la ineficacia de la Educación para el Trabajo de resolver los problemas de empleo. La verdad no es que la educación sea mala, lo malo son los colegios lo que en la jerga de la educación abarca la educación básica, la secundaria y la media. Sin embargo, creo que compartir las experiencias que han hecho más sabios a otros es un deber de solidaridad y también una necesidad de las personas, unas en mayor cantidad que otras. Pero de ahí a considerar que tenemos que grabar en la mente las ideas del profesor es una ABERRACIÓN, IMPOSICIÓN...

¿Es que acaso los profesores no se equivocan? Por eso, una educación así nos arriesga no solamente a la castración intelectual, sino a que nuestros errores se vuelvan DOGMAS.



domingo, 23 de enero de 2011

SOLUCIÓN A LA INJUSTICIA ¿CONDENA O REPARACIÓN?

Grafiti
¿Algo mejor que mandar
para poder condenar?
Errar es de humanos y el que no tenga pecado que tire la primera piedra. Pero ¿qué competencia tenemos nosotros para considerar la bondad o maldad interior de los actos ajenos? Hasta donde conozco eso de leer la mente es una especie de mito ahora ¿será alguien capaz de leer el corazón? Lo único que puedo hacer ante el error ajeno es pensar ¿no habría hecho yo lo mismo ante esas circunstancias o quizás algo peor? 

Por otra parte, sí es posible reconocer un hecho injusto. Los bienes propios de la justicia, contrario a las intenciones o el espíritu, son externos y por lo tanto cualquiera puede identificarlos (así en algunos casos se necesiten años de carrera). El principio de la justicia liberal es algo así como "haga lo que se le dé la gana mientras no se meta con otros", y es que efectivamente lo ajeno es externo o al menos externizable. Es así como la justicia e injusticia pueden identificarse en el acto humano ajeno, pero lo que no puede identificarse son las intenciones o algo que llamaremos "culpa interior". 

Sin embargo, quizás por el desconocimiento de este principio la sociedad ante la injusticia actúa tomando funciones de conciencia ajena pero no buscando la reparación a la injusticia. Yo creo que por más "amor al prójimo" que puedan tener buscando reprender a otra persona, se equivocan por que toman la competencia de la conciencia que solamente corresponde al corazón humano. De hecho ese vicio de la corrección "fraterna", lo hago "para que aprendas" y demás consideraciones que se toman ante la injusticia son más perversas que la injusticia misma. Cualquiera se preguntará si niego la capacidad de ser conciencia ajena por qué considero "perverso" el juicio ajeno, pues la respuesta puede parecer compleja pero no lo es. En primer lugar la moral o la ética social son ciencias, pero la maldad o bondad de alguien se salen por completo de su objeto de estudio. La perversión la encuentro en los alcances de la moral o ética social pues el castigo, aparte de ser humillante, no vuelve las cosas al orden adecuado. Ahora cualquiera ante la condena o represión puede pensar "soy horrible y malvado" pero las consecuencias no superan el castigo, seguiré siendo "horrible y malvado". En otras palabras, la condena ajena aparte que humilla a quien cometió un acto humano injusto, no lo lleva a volver las cosas a la justicia, luego el desorden persiste.

Y el vicio de la condenación no se ve al nivel de la "chusma", plebe, populacho o masa. También se observa en la oligarquía -falsa aristocracia- de jueces, medios de comunicación, los que mandan noticias a "el caza-noticias" para enriquecer a los noticieros. Un caso reciente es ese fallo perverso de la Corte Suprema que condenó a un pelao que por pasarse un semáforo en rojo a las 4 am mató a otras personas que iban en un vehículo. La verdad creo que de ese pelao puede decirse de todo menos que quería matar a esas personas o que no le importaba que murieran. A pesar de las discusiones en el campo jurídico, con esa sentencia la sala penal de la Corte Suprema empieza a imitar el vicio de la Corte Constitucional de juzgar para dar "impactos mediáticos" y no para hacer justicia. Y ya es tan preocupante la situación que se piensa penalizar el conducir ebrio sin que eso cause daño alguno, cuestión que les dice a los conductores ebrios que son "basura" -algo que no son- y los condena sin siquiera mostrarles el riesgo de sus actos. ¿Merece un arriesgado por sí solo pagar la pena como si hubiera matado o herido a otro? ¿Cuál es el daño que hace a otro? La justicia requiere alteridad, requiere a otro...

VIEJO Y PERIÓDICO
Nada mejor que leer el periódico para
ver los propios defectos en el prójimo.
Como el perrito yo...
Están también los noticieros y los periódicos para quienes lo inmoral es incumplir las normas policivas (que en muchos casos no alcanzan a ser derecho). Por ejemplo filman las ventas ambulantes en algún barrio de Bogotá y empiezan a juzgar esa necesidad del espacio público, lo pasan en el "caza-noticias" y el único que gana es el noticiero porque queda como "democrático". Dice Chesterton en una parábola que es análoga a este caso "Si los terratenientes, las leyes y las ciencias están en contra [de un vendedor ambulante], habrá que acabar con los terratenientes, las leyes y las ciencias." (CHESTERTON, G.K Lo que está mal en el mundo. Ciudadela Libros. Madrid 2006. ISBN. 978-84-934669-7-8. Pág. 199). Efectivamente la sociedad/estado le niega al vendedor ambulante -con sus prácticas injustas- el acceso a la propiedad privada y fuera de eso le impide que use la que es de "todos". En la canción "Señor Juez" de Ricardo Arjona se cuestiona precisamente esa sociedad excluyente que luego termina por excluir en la cárcel a aquellos que han errado.  En Colombia es inmoral transgredir las normas de policía, pero no lo es ser policía buscando defectos en el prójimo. Decía Nietszche "Otros hay que tienen por virtud el decir 'la virtud es necesaria'; pero en el fondo creen que sólo la policía es necesaria" (NIETZCHE, Friedrich. ASÍ HABLÓ ZARATHUSTRA. Editorial Euroliber S.A España. ISBN 84-7905-028-4. Pág. 103). Esta dizque democracia no es más que la facultad de ser todos policías de todos...

Fernando González hablaba del complejo de "hideputas" que tenemos en Colombia. Aunque en general se refería a nuestro mestizaje, creo que el trasfondo es mucho mayor. Como nos sentimos "hideputas", nos consolamos en ver quién es más "hideputa" que yo. Y quién es más ladrón, corrupto, prostituta, asesino, de lo que yo soy. En eso esta sociedad da asco. Alguna vez pasaba por la Avenida Oriental cerca al Parque San Antonio en Medellín, un pobre tipo, quizás con hambre, robó -en un lugar bastante inadecuado- todo el mundo lo persiguió para buscar lincharlo. Y es que acaso los que lo juzgaban ¿han sido absolutamente respetuosos con los bienes ajenos? Empezando desde la conchudez, robarse un examen y fotocopiarlo, llegando a complejas maniobras financieras para enriquecerse a costa de otros. 

La condena es un vicio de nuestro derecho. El artículo 2341 del Código Civil manda expresamente a reparar "sin perjuicio de la pena" ¿acaso es más importante la pena que la reparación? Adicionalmente muchos se gastan la cabeza discutiendo si el fundamento de la reparación es la "culpa" a la que ven como una cuestión moral. Pero se les ha olvidado el trasfondo del artículo: LA REPARACIÓN. Alguien cometió una injuria contra algunas personas que quiero y muchos las empujaban a la querella para que la persona que injurió "aprendiera". Ese viejo no tenía nada que aprender, eso no les competía, les correspondía que se retractara públicamente de lo dicho, cosa que no quiso hacer. Curiosamente la única virtud exigible -la justicia- es la única que no reclaman.

Como digo la condena no hace bueno al injusto, pero la reparación le hace volver a actuar en justicia. Como no somos competentes en el corazón humano, pero si podemos pedir que nos devuelvan aquello que hemos perdido o, de ser irreparable, compensar con algo que mitigue el dolor o la pérdida. Uno de los problemas de las leyes de víctimas de los paramilitares es precisamente ese: ¡la imposibilidad de reparar todas esas barbaridades! Sí es exigible la reparación, pero absoluta nadie se las puede pagar. La condena nada repara.

Vivimos en la sociedad de la condena y no de la reparación ¿no puede relacionarse este vicio con la violencia que nos azota? Vivirnos culpando no nos lleva más que a un infierno como decía Nietzsche, y esto porque se nos olvida la reparación que es lo mínimo que puede exigírsele a otro, no puede exigírsele que viaje en una máquina del tiempo para que avise a su pasado que no lo haga. La reparación es justa, positiva y buena. La condenación es injusta e incapaz de resolver lo que se propone por buenas que sean las intenciones de quien condena...

viernes, 21 de enero de 2011

AL FINAL DEL CAMINO. COMENTARIO FOTOGRÁFICO


AL FINAL DEL CAMINO
Cargado originalmente por ElAlispruz
La vida es caminar y caminar. No es ni adquirir conocimiento, ni riquezas, ni nada de esas cosas, vivir es hacer-ser, transformar-ser, reflejar-ser. Es decir la vida es esa proyección de nuestro ser infinito en nuestros instantes finitos. Por eso encuentro esta metáfora en la fotografía que comento. La foto la tomé en una caminata por Guarne, a una altura de alrededor de 2050 msnm. La foto proyecta este sentimiento/intuición que planteo sobre la vida. La sensación de proyección al infinito que tiene el camino presenta la paradoja de el movimiento de un ser quieto: eso es el camino.

Aunque la foto original es a color y en otro tamaño, por efectos de composición y sensación la cambié. El blanco y negro se parece más a un recuerdo que los colores. El camino dirige la mirada y los árboles que lo siguen limitan la vista que se dirige al fondo iluminado. El fondo iluminado es la meta, el fin... pero ¿hay fin objetivo o meta? Entre más caminamos, más descubrimos que hay más camino. Aunque la foto da la sensación de extensión infinita, puedo contarle al lector, no con el ánimo de dañar la fantasía sino de dar esperanza, que al final de la foto termina el camino que parece interminable.

Muchas veces, lo digo por mí y por cosas que me dicen, nos quedamos esperando que el camino se acabe. No fue en vano que le dije al lector que al final terminaba el camino, lo hice porque no era más bonito el final que el camino mismo. Mientras vivimos estamos como los caballos mirando únicamente al frente, por eso no percibimos el camino sino nuestro objetivo. Pero ¿no podríamos detenernos a mirar la belleza del camino en sí mismo? El hombre no lo define la racionalidad sino la capacidad estética (no por su belleza, salvo la del sexo femenino), es decir, la capacidad de querer lo bello en cuanto bello. ¿Por qué no estarse deleitando permanentemente en la belleza del camino?

La vida es la proyección del infinito (camino) en el espacio finito (camino), resulta paradójico, pero así es. Luego somos en el camino y mientras caminamos vamos haciendo el camino ya hecho. ¿Por qué no estar permanentemente mirando las bellezas que lo rodean? La luz reflejada en los árboles con su preciosa variación de intensidades desde el negro hasta el blanco. Los pequeños detallitos del día a día, una mujer embarazada, una niña linda con un pelo brillante al sol (y un novio más feo que yo), la sonrisa que una mujer devuelve, la pelirroja que nos deja boquiabiertos, el abrazo grande de Ángela García que no cabe en el cajón, el "pastel de pollo" en la plaza del Carmen de Viboral, el Cauca moviéndose como un eterno cambiante, las variaciones de altitud del altímetro, los guayacanes amarillos en la profundidad del verde, el café de la mañana, el sueño, un libro de Chesterton, el calor de una amistad... el camino Ad infinitum. 

Al final del camino busco simplemente con una foto  mover a las personas a ver sus vidas reflejadas en luces y sombras; al fin y al cabo, en cada variación de contraste está la belleza, que nos mueve a hundirnos con ella hasta su ocaso...

sábado, 8 de enero de 2011

FARCARRETAZO... EL MENSAJE DE ALFONSO CANO...




Alfonso Cano.
Acabo de oír unos apartes de un discurso de Cano en Julio y el actual que sostiene que redoblará la actividad de las Farc. La verdad no sé por qué me pongo a perder el tiempo en un discurso, pero la verdad creo que como cualquier persona tiene derecho a que lo escuche, por lo menos si pretendo juzgar sus acciones. Sus discursos a primera vista no parecen estar compuestos de sofismas por una fidelidad a la ideología marxista. Pero ¿cuándo se descubren los sofismas? Cuando sus conductas contradicen sus palabras, cuando en su actuar no se ve absolutamente nada que pruebe su lucha por el pueblo, por la justicia social, por los trabajadores, por los campesinos. Les recomiendo que busquen el video, no pienso regalarlo pues no quiero envenenar este blog, el original está en Anncol, se busca en google y ahí sale esa página.

En primer lugar se queja de la usurpación de tierras. Nadie niega que eso haya ocurrido y no niego el mérito que tengan los paramilitares. Sin embargo, esto es un sofisma de distracción, una manera de evadir discursivamente los miles de desplazados que ha ocasionado la guerrilla, amedrentando a los campesinos y haciéndolos huir de sus tierras. ¿Es esa la manera de luchar contra los "grandes latifundistas"? Adicionalmente el discurso toma al pueblo herido haciéndole creer que comparte su dolor... pero lo hace de una forma que pareciéndose al viejo discurso 20 juliero (que tanto critican) no deja más que palabras en el aire. Acabo de leer en Nietzche la siguiente frase que se le aplica perfecto:

"...Pues esos sutiles monederos falsos, esos impostores, despiertan desconfianza contra las cosas grandes.
Hasta acaban por ser falsos ante ellos mismos, gentes de ojos bizcos, madera carcomida y blanqueda, enmascarados tras grandes  palabras de virtudes aparatosas y de falsas obras de relumbrón" Nietzsche, F. (1885). Así habló Zarathustra. España: Euroliber S.A. Pág 248
El segundo tema del discurso trata sobre los temas laborales. La verdad no los veo a ellos ni luchando por unas mejores condiciones desde un estrado legal, ni tampoco dándoles mejores condiciones a sus bases guerrilleras:
POBREZA SEPIA
Habitantes de Ciudad Bolívar
Bogotá.

 "Debía ser impensable enrolarse en las FARC para terminar haciendo el trabajo de una empleada doméstica. Sin duda, era mejor ser recepcionista. Ciertamente los guerrilleros debían ser sensibles a los títulos". Betancourt, Ingrid. (2010) No hay silencio que no termine. Colombia: Aguilar S.A. Pág 97
En otro aparte del libro de Ingrid Betancourt menciona cómo esos nombres suenan "bastante neoliberales". Hagamos una comparación entre una empleada del servicio doméstico y una "recepcionista" en las FARC. Una empleada del servicio doméstico tiene vivienda garantizada (pago en especie), límite en las horas de trabajo y disponibilidad, un salario, la facultad de renunciar si quiere. Una "recepcionista" en las FARC tiene disponibilidad 24 horas, sin un lugar fijo de trabajo teniendo que marchar incluso días, que sepa yo no tiene salario y le toca contentarse con lo que haya en víveres. Fuera de eso una "recepcionista" no puede renunciar porque sería considerada como desertora y la fusilarían. Aprovecho también para decir que Cano habla en sus discursos de la importancia de las mujeres en su organización, si es así ¿por qué las obligan a abortar y a entregarse a los guerrilleros de vez en cuando?

La verdad no veo cómo las balas puedan lograr esas virtudes que solamente existen en la ilusa mente de Alfonso Cano. Él cree que las balas disminuyen la pobreza, sí  tiene "razón"  y es bastante pragmático pues matan a los pobres, que generan equidad, también bastante pragmático pues matan a los ricos. Cano espera la paz ¿en las tumbas de las víctimas de ambos bandos? Debo confesar que el pasado de Cano me daba un poco de esperanza a la hora de una posible negociación con el grupo guerrillero. Cano -cuyo nombre real es Guillermo León Saenz Vargas- nació en una familia de clase media en Bogotá y laureanista, de hecho su nombre es por el presidente Guillermo León Valencia. Cano tuvo la posibilidad de estudiar en la universidad nacional de Bogotá y allí se volvió marxista y decidió entrar a la guerrilla. La decisión de Cano es más bien la excepción a la regla del reclutamiento forzado de los grupos armados incluyendo el ejército con el nefasto servicio militar obligatorio. Dada su trayectoria fue mejor su elección que la del Mono Jojoy porque a diferencia de éste Cano no solamente sabe pelear sino que también sabe hablar. Además una línea política se veía más conveniente tanto para los guerrilleros como para el país, pero encontramos esa excepción. Me pregunto a manera de conjetura ¿será que Cano está hablando de fortalecer a las FARC por una posible conspiración contra su línea más política? En política los pensamientos más malos suelen -aunque no siempre- ser verdaderos...

Para finalizar uno de los puntos que más me llamó la atención del discurso publicado hoy es el siguiente que copié textualmente: "las condiciones para lograr la justicia social, la democracia, el socialismo y la paz nos las impuso el estado, no las escogimos nosotros". Estoy absolutamente de acuerdo con Alfonso Cano, el estado es una macabra imposición que a mí tampoco me gusta. Pero ¿se resuelve una imposición con otra? Así como es ilegítima la imposición del estado, es mucho más ilegítima la imposición por las armas. ¿Acaso si alguien quiere imponerme el pensamiento tengo que imponerle yo el mío? La diferencia es que desde la democracia al menos uno puede joderles la vida a todos esos políticos sin tener riesgos. Yo no creo en la democracia, tampoco creo en el socialismo que ontológicamente no es más que una categoría mental igual a un unicornio, pero hay más imposición en la lucha armada que por medio del voto (que tampoco es que sirva para mucho). Le devuelvo la pelota a Alfonso Cano ¿por qué nos impone usted la forma de resolver las nefastas condiciones políticas? ¿Por qué cree que su solución es la única, verdadera e incuestionable al punto que "por amor" tenemos que rendirnos ante sus balas (o ¿ideas?)?

Alfonso Cano debería reconocer que la guerra nunca va a generar que desaparezca la pobreza, pues la guerra es la peor pobreza. Alfonso Cano debería reconocer que su discurso como llamado a "la lucha" no tiene fundamentos reales ya que las Farc han espantado a los campesinos de sus tierras, las Farc no presentan condiciones laborales (ni el derecho a la renuncia) y sus conductas generan más odio y polarización. Han tenido décadas para mostrarnos sus cambios y ¿qué han presentado? Sangre, muertes, lágrimas, separaciones y desesperación. Por todo lo anterior digo no más FARC y que los capturen a todos, pero sin la misma sangre que ellos ocasionan. De lo contrario acá en Colombia no habrá paz sino en las tumbas.

PD: Aunque me sigue pareciendo poquito felicito la iniciativa del presidente Santos de corregir el Salario Mínimo a $535.600.  

PD2: Y hablando de corregir errores Cano debería aprender de Gustavo Petro que aunque creyó la lucha armada ahora defiende sus ideas sin violencia, pero sin callarse tampoco. Por no ser violento las FARC no quieren a Petro.



Ads by Smowtion

Keegy