lunes, 31 de mayo de 2010

SEGUNDA REFLEXIÓN: Entre vacas las hay negras, blancas o manchadas.


VACAS CONVERSANDO...
Cargado originalmente por Daniel Toro Restrepo
La verdad no sé por qué quise poner esta foto si no cuadra en lo absoluto con lo que quiero hablar. Realmente es que me parece que las vacas nos dan ejemplo sobre el bien común. No se enemistan entre ellas por colores, comen manga todo el día, dan leche a la hora que tienen que dar y duermen cuando les toca. ¿No es una vida maravillosa? Hacer un poquito para alimentar a muchos.

Pues bien, las vacas nos enseñan la verdadera política: haga lo que tenga que hacer para dar su leche y viva tranquilo. ¡Ojalá fuera como una de esas hermosas vacas! ¿Será que en esa aparente conversación están hablando de política? ¡Para qué se van a poner a hablar de ese tema si ellas ya hacen su labor política!

¿PONERNOS A PELIAR POR UN PAR DE BOBOS?
Pues bien, inicié la reflexión de las vacas para llegar al tema de no se preocupe: ¡haga su vocación y ya! Eso es para tanto deprimido con estas elecciones: y criticaban mis depresiones para saber que eso ya no me deprime.

En fin, el caso es que lo primero es que si la verdadera política está en hacer lo que a uno le toca ¿por qué apasionarse tanto por ese sueño de heroísmo? Quizás porque ponemos la esperanza en que otro haga lo que nosotros no hacemos... en fin con razón Fernando González criticaba tanto el estar buscando un "héroe".. Pero bueno, ¿qué hace un presidente? Nada... ellos prometen igualdad y la igualdad permanece, realmente no nos han incumplido la promesa. Y algunos un poco más perversos que otros pero en general el sol sale y se pone todos los días, todos los días toca trabajar, todos los días hay ladrones, nacimientos, muertes, robos, asesinatos, gente que reza, pájaros que cantan, balas que se disparan al aire, niños asesinados en el vientre materno, niños queridos y amados... Y eso no lo cambiará un presidente. Un presidente no hace nada...

Bueno sí hace, firma algunos decretos, despilfarra, mueve intrigas, chuza teléfonos, roba, se va de viaje a costa de lo que pagamos los trabajadores y empresarios, nombra algunas cuotas. Y eso también lo hará Mockus -o no va a poner a Lucho, a Peñalosa y a Sergio- En fin, tiene una casa por 4 años (donde no me gustaría vivir), habla de vez en cuando en televisión, se contradice... unos más seguido que otros. De vez en cuando nos hacen reír, en otras ocasiones nos dan rabia... pero, en general, un presidente nos es indiferente. Inclusive lo es para aquellos que estamos más atentos de la política... Por mí han hecho más los taxistas, los empresarios de comida, la productora de cámaras Canon, Compaq, Flickr, Facebook, Blogger, Grupo Nacional de Chocolates S.A, la Universidad de la Sabana, las empleadas del servicio, mi jefe en la práctica,  la secretaria de mi mamá, mi psicólogo así me tenga con rabia, las vendedoras de las tiendas de la universidad, la cabeza brillante, el perro de mi tía... que cualquiera de esos que se llaman gobernantes...

Todos dicen que van a acabar con la pobreza, con la violencia, con la corrupción... ninguno lo hace.

Pues bien ¿Por qué peliamos por esa gente? Si uno cree que Mockus es una buena alternativa, otro cree que es Santos, es algo tan indiferente como si prefiero usar zapatos o tenis. Con sus riesgos (un tenis caro se lo roban más que un barato pero dura menos). Pero ¿qué nos dan a cambio? Un zapato nos protege los pies, un político... nada...

¿Peliamos por qué marca es mejor si ni siquiera satisfacen necesidades? La verdad tiene más sentido la pasión futbolística: ¡hasta a mí me ha dado alegrías y emociones! En cambio ¿Qué emociones y alegrías da un gobernante? Un poco de risa de vez en cuando...

PELEAS POR CANDIDATOS: Antecedente de la violencia en Colombia.
¿Se les olvidó que la violencia en Colombia empezó por defender ciegamente unos idiotas que nunca hacían nada por la gente? Así empezamos a peliar en Colombia y por eso nos seguimos desangrando. Esa es la triste historia de Colombia, gracias a Dios un animal político me hizo caer en cuenta de la polarización que vive este país en este momento. ¿Con qué sentido?

Hay que pelear por los papás, los hermanos, los amigos... de resto ¿por quién en este mundo vale la pena discutir ciegamente? Nadie merece toda nuestra confianza que a quienes queremos y Dios...

2 comentarios:

  1. Para que las discusiones y peleas si al final nunca estaremos totalmente de acuerdo? Creo que la controversia es sana pero con respeto. Algo que no me gusta de las campa;as es que se busque enlodar al otro candidato para ganarle puntos a otro. Eso es una insensatez!! no podemos basar nuestras decisiones de quien manejará nuestro país, en ridiculizar y ofender. A los Colombianos nos sobra burlas y nos falta argumentos de peso, para tomar decisiones importantes por el país.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu comentario, pero la verdad con el artículo no pretendo que no discutamos por puntos de vista. Simplemente que no vale la pena, ni siquiera a nivel práctico, peliar por esas personas que nos dan menos que lo que nos pueden dar los taxistas, las empleadas del servicio, los campesinos, etc. Por esos vale la pena peliar, no por los políticos.

    ResponderEliminar

Ads by Smowtion

Keegy