lunes, 18 de octubre de 2010

DE FILÓSOFOS, SOFISTAS Y BABOSOS: Dogmas subjetivos. Una reflexión sobre el pensamiento (o la falta de éste?) actual.


“Mientras mayor sea la importancia de una actividad intelectual, más ridícula es la pretensión de avalar la competencia del que la ejerce. Un diploma de dentista es respetable, pero uno de filósofo es grotesco.” Nicolás Gómez Dávila.

Un diploma de filósofo es grotesco. Ya de por sí los diplomas lo son, pero me parece que uno de filósofo es mucho más desagradable. Lo es porque desde lo que es la filosofía misma, la filosofía en cuanto filosofía, es imposible de comprobar… lo que no significa que sea irreal. Aquellos personajes que se ponen la mano derecha bajo la barbilla y con mirada penetrante sostienen toda clase de barbaridades que están lingüísticamente preparadas para sonar bonito mientras no dicen nada: flatus vocis. Esos son los que tienen cartón de filósofos. No me refiero a todos porque las generalizaciones apresuradas podrían llevarme a la mentira (realmente inexactitud), más aún cuando conozco un genio de la filosofía que estudió filosofía y –tiene ese cartón- pero que sí es filósofo, por cosas distintas al cartón.

Empiezo con esta reflexión irónica –de la cual muy seguramente hago parte por envidiar a los “filósofos acartonados”- porque en el fondo quiero mostrar como lo que la gente dice que es la filosofía no lo es realmente. Esa perversión se encuentra fundada en un trasfondo epistemológico que impide el diálogo entre las corrientes que se encierran herméticamente en dogmas vacíos: a esto lo llamaré dogmatismo subjetivo, porque tanto el dogmático como el relativista lo son. Explicaré cuál es la consecuencia de cerrarse al diálogo. Primero que todo describiré cómo se organiza el conocimiento en la sociedad actual para, comprendiendo la realidad, proceda a analizar sus causas. Finalmente haré alusión a las falacias -en términos sociales son prejucios- que eso genera.

lunes, 11 de octubre de 2010

CINE VIVIENTE: "Bella"

Alguna vez le oí decir a una compañera de trabajo cuando estaba en la práctica que ésta era una de sus películas favoritas. Ella, a quien cariñosamente le digo NIR, es una excelente crítica de cine y de muchas actividades culturales. Me sorprendió mucho porque había visto al actor en una conferencia y, salvo porque era una película que defiende la vida, no creía que pudiera salir algo tan magnífico, conmovedor, una película tan "Bella". 

No quisiera que el lector se perdiera la posibilidad de verla y comprarla, sentirla y vivirla, por eso no me extenderé en muchos detalles sobre la trama. 

Desde el punto de vista del cine es una excelente obra que juega con la temporalidad, algo propio del cine moderno y actual donde el cineasta entrega todos los detalles. Por el contrario la película entrega algunos detalles básicos que el director permite al espectador construya bajo su cuenta. No presenta una temporalidad lineal o sometida al tiempo cronos que va avanzando y el minuto pasado muere para darle vida al siguiente. Su temporalidad va al trasfondo de la emocionalidad donde el presente, el pasado y el futuro confluyen en un solo instante. El espectador puede ver escenas del pasado pero que siguen haciendo parte de las vivencias.

Esa clase de manejo de la temporalidad es muy adecuada para el drama, pues la vida psicológica no tiene pasado ni futuro, sino un presente que se queda estancado hasta que se resuelve. Ese juego se ha visto en otras películas como Eternal Sunshine of the Spotless Mind protagonizada por Jim Carrey. Películas donde la psicología desdibuja la temporalidad. Esta clase de nuevo cine psicológico y paradójico es quizás una de las formas más avanzadas de arte, adicional a la película citada esto se observa (aunque no desde el juego de la temporalidad) en la comedia Stranger Than Fiction. 

Ligado a la paradójica temporalidad vemos como confluyen diversos factores que juegan en una decisión: vivir o morir. En ese instante de 90 minutos se alcanza a conocer el dolor de ocasionar la muerte, el desempleo y la soledad que empujan a la mujer por caminos errados, la familia, la belleza de la vida. Es una película realista, resume la vida en sí, lo que sufrimos, lloramos, nuestras dudas y nuestras contradicciones. Con base en eso ¿que alguien viva o que alguien muera? Bella es la vida misma que se elige en ese instante.

Es de resaltar que el mensaje de la película es muy positivo frente a la defensa de la vida humana, la adopción. Como también los factores de abandono que vive la mujer como la desprotección a la maternidad, el abandono de parte de los hombres. Pero ante esa circunstancia José (Eduardo Verástegui) trasciende esas barreras para permitirle la vida a "Bella", la hermosa niña, casi angelical, que sale en la fotografía. Adicionalmente el mensaje que se transmite de la masculinidad transgrede y se rebela contra las categorías que impone la cultura. El hombre que apoya a la mujer, que está con la mujer, que entiende, comprende  y cuida. Un hombre que se deprime y calla que vive a pesar de una gran melancolía. 

Finalmente es José quien pone el eslabón de la vida, salva a Bella de morir antes de nacer por el apoyo, compasión y ayuda que presta a su madre Nina. Un mensaje hermoso, conmovedor y defensor de la vida con realismo. Por eso, querido lector, le recomiendo que compre la película: ¡Es Bella!

viernes, 8 de octubre de 2010

INGRID BETANCOURT: Secuestrada pero no silenciada.



La masa enardecida de Colombianos que no ha vivido un secuestro y que se deja llevar por los medios amarillistas promueve que nadie lea el libro de Ingrid Betancourt. Yo asumo el riesgo de que esa masa se me venga encima, algo que disfrutaré con gran placer e ironía. Además, si alguien la quiere condenar ¿por qué no la lee? Eso se llama ataque ad hominem una falacia bastante desagradable. De entrada señor lector le pido perdón por un poco de ira en mi tono, pero es que me parece vergonzoso el trato que se le ha dado a una mujer auténtica. Una mujer auténtica que ha buscado el bien de Colombia así podamos considerar que se haya equivocado en muchas cosas. Finalmente, ojalá llegara a tener el tono de Ingrid, pacífico, advierto, mi tono es diferente al del libro. 

¿POR QUÉ LEER EL LIBRO?

Muy por el contrario a lo que dice la gente, vale la pena comprar el libro. Lo digo simplemente porque anoche lo empecé y leí más de 120 páginas en una sola sentada. Terminé en una parte donde ella relata un intento de fuga con Clara Rojas y unas avispas las pican cuando intentaban pasar debajo de un puente en una quebrada seca. Los primeros relatos son bastante interesantes y, contrario a lo que hace la masa colombiana violenta, el libro está escrito con paz y sin rencores. Es un libro que muestra a fondo la realidad colombiana de una persona que ha trascendido las fronteras del bien y del mal, del terrorismo y del heroísmo... No han insultado así ni a Piedad Córdoba -alias Teodora Bolívar- que coincidencialmente las actuaciones de Teodora coincidían con las de Piedad, ni al Mono Jojoy. El libro de Carlos Castaño fue un bestseller para luego empezar a chillar de para-política: todos los que compraron ese libro son como los parapolíticos ¡hipócritas! Se han leído todos los que salen de Pablo Escobar que mataba a sangre fría y no tenía problemas en poner bombas en un avión. Pero dicen "a Ingrid no la leamos porque ella no fue violenta matando políticos sino que puso una demanda por las vías legales que luego retiró", lo que quieren es leer a sanguinarios y ponerlos como héroes.

En primer lugar los indignados colombianos que la insultaron por su demanda, no han escuchado siquiera su versión de los hechos. ¿Había responsabilidad estatal? Yo creo que sí. En primer lugar el documento que firmaron era una nota donde reconocían la responsabilidad por daños al vehículo estatal. Cuestión que se refiere a que ellas responderían por cualquier situación del vehículo, no que exoneraban o se arriesgaban a llegar a la zona de distensión a pesar de los combates. En segundo lugar, su experiencia real, unida a las conversaciones con los lugareños, los militares, etc., no daban para concluir el riesgo tan inminente de su secuestro como nos lo han mostrado los medios de comunicación. ¿Por qué creerle a Ingrid y no a los medios? Por razones simples, en primer lugar los medios los controla el gobierno y el ejército no va a entrar a decir que no le advirtió y Pastrana no dirá que ordenó quitarle toda la seguridad.  En segundo lugar, Ingrid ha sido absolutamente veraz en todas sus afirmaciones, ha sido auténtica así en muchas ocasiones hayamos considerado su actuar como equivocado. Además en el libro se muestran los hechos con verosimilitud, coherencia, lógica, objetividad y en absoluta paz, reconociendo sus errores. Inclusive aunque apoyó a Samper luego fue la única valiente en denunciarlo por ese elefante gigantesco que él "no vio". Alguien me dice que soy exagerado al compararla con Simón Bolívar, si supiera su búsqueda de la autenticidad tal vez lo haría.

Algunos dirán que no quieren enriquecerla porque "es rica". Pablo Escobar y Carlos Castaño manejaban el imperio de la droga y a nadie se le ocurrió pensar en ese argumento. En fin, independientemente de su posición política, cariño o aprecio, rabia o defensa creo que este libro hace bien para el país. Al menos recomiendo leerlo porque podrían contradecirlo al menos.

OBJETIVIDAD ABSOLUTA ACERCA DE LAS FARC.
La primera pregunta que hay que resolver es ¿son terroristas? En general sí, lo que no significa que por ello pierdan su dignidad de personas humanas, ni sus complejos (mayores a los demás), sus miedos e intrigas, sus desamores y sus odios. Muchos simplemente se encuentran secuestrados, otros son bandidos que compran carros en Bogotá, lo llevan a las FARC denuncian el robo y cobran el seguro: ¡negocio redondo!

En muchos casos se ve esa maldad dolorosa, en otros son simples mujeres cuasi-secuestradas que con seguridad no quieren estar en una guerra que no conocen y no entienden. Además, hay un lavado de cerebro permanente en las personas. Supuestamente consideran que están defendiendo al "pueblo de la opresión", pero tienen empleadas del servicio doméstico ¿Cómo resolver tal contradicción? No se llaman empleadas del servicio doméstico sino que les dan el rango de "recepcionistas". Así se imaginan que la "revolución" les da un mejor puesto, claro, un puesto bastante corporativo, capitalista diría yo.

En tercer lugar, mantienen su odio basándose en las ya anticuadas consignas de Marx -el profeta del odio- en el Manifiesto Comunista. ¿Tienen intenciones políticas? Ni idea tal vez solamente poder, pero utilizan las consignas marxistas para mantener viva "la moral de la tropa". Al fin y al cabo el pueblo necesita opio ¿o no Cano? Muchos, como estúpidamente razonan los colombianos, asociarán a las FARC con los grupos de izquierda. Hay personas -como Piedad digo Teodora- que sí apoyan a las FARC directamente consiguiéndoles beneficios y dándoles consejos, basta leerse la destitución del procurador Ordoñez a -Córdoba, digo Teodora- para darse cuenta de eso. Pero no se puede generalizar. En el mismo informe del Procurador uno se da cuenta que políticos como Petro y otros de izquierda no apoyan a las FARC como el hermano de Alfonso Cano que es concejal de Bogotá por el Polo y hace años que no ve a su hermano. Así como es odiosa la comparación de los partidos de derecha con el paramilitarismo (algunos no implican la totalidad del grupo), también lo es la de los partidos de izquierda con las FARC. Personalmente conozco historias de personas de derecha y de izquierda que estoy seguro que no apoyan a ningún grupo violento. 

1. ¿Guerra a muerte contra las FARC?
La verdad a, a juzgar por los relatos de Ingrid, entre los guerrilleros que cargan un fusil también hay secuestrados. Eso se ve al inicio del libro cuando en su cuarto intento de fuga la encuentra una guerrillera que también quisiera huir. Una guerra a muerte pareciera ser eficaz en los términos del poder pero en ella se está condenando a la muerte a otras víctimas de la guerrilla. No me atrevo a juzgar tal política pero dejo una inquietud ¿con tanta tecnología militar que hay hoy en día no se puede inmovilizar a los guerrilleros sin matarlos para detenerlos y luego juzgarlos? Puede que sea mi ingenuidad acerca de la guerra, de los métodos, el terreno y las posibilidades, pero si fuera posible creo que es mucho mejor para la paz.

El caso es que las FARC si deberían desaparecer. ¡Guerrillero desmovilízate! Pero como decía Noemí Sanín en una de sus trilladas frases de campaña, algo de alguna manera cierta: "con el tanque debe llegar el tractor".

CONCLUSIÓN
El lector coincidirá conmigo que una conclusión para promover el inicio de un libro. Pero creo que este libro nos indica la brújula hacia la paz: volver a la dignidad humana. O como concluía Sábato en su libro "Antes del Fin"... recuperar cuánto de humanidad hayamos perdido... Conforme siga leyendo seguiré escribiendo. Finalmente ¿por qué no leerlo cuando quien lo escribe fue una política polémica pero auténtica, criticada pero siempre honesta?

ARTÍCULOS RELACIONADOS
EL ALISPRUZ : EN DEFENSA DE INGRID BETANCOURT.
EL ALISPRUZ : EL PAÍS DE LOS INSULTOS Y RESPONSABILIDAD DEL ESTADO: Ingrid Betancourt.
EL ALISPRUZ : ¿ESPERANZAS EN LA POLÍTICA?
EL ALISPRUZ : TV HEAD: ¿Se elegirá así mañana?
EL ALISPRUZ : MI IMPOPULAR PLAN DE GOBIERNO
EL ALISPRUZ : EL CIRCO DE TRAS-NOCHE: Primíparos a la presidencia!!!!
EL ALISPRUZ : LA VERDADERA POLÍTICA ¿Consiste en mendigar votos?

EL ALISPRUZ : FRENTE AL COMUNICADO DE LAS FARC



sábado, 2 de octubre de 2010

DEL NADAÍSMO AL SER.

“Padre, bendíceme. Que yo siempre te sea fiel como el pie al paso, como el paso al camino, y como el camino hacia Ti en pensamiento, palabra y obra. Haz tu corona de amor como Cristo con el oro de la humildad y los diamantes del sacrificio”
Cuando uno lee esa oración se imagina que la escribió un místico como San Juan de la Cruz, o Santa Teresa, Tal vez un Santo Tomás inspirado o un San Agustín con locura de amor. Pero ninguno de ellos es el autor de esa frase. No viene tampoco de ninguno de aquellos fariseos actuales que se llaman a sí mismo los "buenos y justos".  No viene de esos que siempre están en postura arrobada mirando la cruz hipócritamente diciendo "señor, señor" (¿se acuerdan de esta frase del evangelio?)

Más complejo aún: ¡viene de una vida desesperada! Muy probablemente en Colombia nadie lo asociaría con esa frase sino más bien con unas sátiras a la religión. Inclusive tuvo escándalos públicos que lo llevaron a la excomunión. ¿Quién era este hombre? Era Gonzalo Arango. ¿Gonzalo Arango? ¡Gonzalo Arango! (Véase en Del Infierno al Paraíso)

Un poeta agudo y sensible, de una mordacidad tremenda como su reportaje, crónica o como se llame a Cochise -El ciclista-. Quizás el único poeta que ha tenido Colombia verdaderamente como tal. Bueno, quizás el que tuvo una existencia más intensa. De hecho en su Manifiesto Nadaísta escribe "Se ha considerado a veces al artista como un símbolo que fluctúa entre la santidad o la locura. Queremos reivindicarlo diciendo de él que es un hombre, un simple hombre, que nada lo separa de la condición humana común a los demás seres humanos." (Manifiesto Nadaísta

Efectivamente un hombre como todos los demás, que simplemente abrió su corazón al camino, abrió su corazón a Cristo. Lo abrió y se confesó, públicamente, pues ese espíritu picó a varios Antioqueños de la época. Y en sus confesiones negó a Dios, lo criticó, hasta que en su incansable tarea concluye "Pero la verdad no tiene que pisotear sobre nada, porque Es, y no necesita ser justificada. La verdad no puede ser relativa: es o no es." (Retorno a Cristo). Es que podemos esperar de Dios lo que sea, insultarlo, difamarlo, negarlo, cuestionarlo, retarlo -lo digo especialmente porque también lo he hecho- pero Dios no deja de Ser Dios. Y en su esencia más absoluta es Amor. ¡Y UN AMOR INFINITO Y HERMOSO! ¿Para qué retar el AMOR y no conocerlo? ¿Para qué conocerlo si es imposible? ¡MEJOR VIVIRLO!

Me parece que Gonzalo siguió el camino de Kierkegaard, reconocer su desesperación para luego simplemente hundirse en Dios. Reconoció su cruz, renegó de ella, reconoció lo que era la existencia, su vocación: “Yo, Gonzalo Arango, tirano del mundo, me sentencio a la PENA CAPITAL de pasar la vida frente a una máquina de escribir escribiendo la palabra MIERDA por los siglos de los siglos...” (Del Infierno al Paraíso). Para finalmente reconocer que hay que seguir a DIOS como el pie al paso y el paso al camino hacia ÉL. 

Ese era Gonzalo, criticaba el amor porque lo buscaba intensamente, reconocía su propia desesperación "“El hombre sólo puede nacer del parto con dolor de su propio ego” (Del Infierno al Paraíso). Y así poco a poco se encontró con el Amor, con el Camino, con la Vida. Dios bendiga a Gonzalo Arango muy especialmente y a Fernando González, Nietzche, Dovstoievski, Kierkegaard, Epicuro, Sócrates, Platón, etc., porque sin su búsqueda, fértil o estéril me han permitido comprender la ventaja del camino y del padecimiento de uno mismo... y para tomar una idea de Antonio Machado puedo concluir:

¡AMANTE, NO HAY AMOR, SE VIVE EL AMOR AL AMAR! 
"Golpe a Golpe, Verso a Verso."



Ads by Smowtion

Keegy