lunes, 18 de enero de 2010

LA FOTO DE LA SEMANA: GUAYACÁN ROSADO



Cargado originalmente por Daniel Toro Restrepo

Hace días que no saco la foto de la semana, en parte porque en la semana no he tomado más que fotos laborales, como que no tengo tiempo para el delicioso ocio de ver el arte fotográfico en Flickr. Tampoco saco una foto reciente, es más la tomé el 18 de septiembre de 2008... casi hace año y medio. Sin embargo, esta foto me sigue alegrando la vida.

Hace poco una amiga escribió y recordó los poemas que inspiran los guayacanes (Lea el artículo aquí). Lo hace desde España donde la reflexión se centra en otras flores, pero desconoce la maravilla de cielos florecidos que tenemos en Medellín cada más o menos un mes y medio o dos meses.

Por acá en estos días las flores de guayacán llenan como tapetes muchas de las "mangas" de nuestra ciudad. Sus flores acobijan tiernamente el cemento y el "pasto" (manga) dándole el hermoso amarillo de sus flores. También florecen los guayacanes rosados. El de esta foto no lo hacía desde entonces. No lo hacía y siento no haberle tomado una nueva foto en los momentos donde sus flores estaban tan hermosas como estas.

Así el guayacán rosado o amarillo tenga una floración cada cierto tiempo y dure máximo dos semanas. La belleza de este árbol hace que dure eternamente. Por eso, esta foto no tiene tiempo, ni lo tendrá mientras haya personas que amemos profundamente la belleza que inspiran los guayacanes.

¿Por qué nuestros artistas no sacan óleos, acuarelas y demás sobre los guayacanes? ¿Cuántos cuadros no se han perdido por no mimetizar la belleza de los guayacanes? Puede que la belleza dure poco tiempo, pero los guayacanes están ahí para recordarnos que tenemos la esperanza en lo eterno, que la belleza existe y se manifiesta y que, de alguna manera ella le da sentido a nuestra vida...

Es la belleza hecha flor, belleza que dura poco, pero que nos recuerda que su impresión puede quedar grabada eternamente en nuestras conciencias. Cada que veo un guayacán es motivo de alegría, me alegra ver su amarillo o su rosado contra el cielo azul. Me alegra ver como sus hojas se caen para darle paso a las flores. También caen las flores dejando un paquete lleno de poesía...

Son incontables las palabras de alegría que puede producir un guayacán, pero prefiero que sea la foto la que los haga felices....

3 comentarios:

  1. que arbol tan bonitooo
    y si es rosadito mejor (mi color favoritooo)
    vi unos en mi viaje y me gustaron
    pero amarillos
    = bonitos,originales no como los de la U
    bonita foto y nonito artículo

    ResponderEliminar
  2. Toro, yo te robé la pasión por los guayacanes, no dejo de mirarlos y de tomarles fotos. A una persona muy especial le dije una vez: vos sos como un guayacán...Cuando veo uno me lleno de
    alegría y admiración.

    hoy vi uno rosado, y lamentablemente no traía la cámara conmigo, espero poder tomarle una foto mañana!

    ResponderEliminar
  3. No importa, esa pasión es para robársela. Por cierto, me alegra mucho que te haya funcionado decirle a una persona que era como un guayacán, a mí no me funcionó regalarle una flor a una pelada. Problema de ella. En fin... me alegra mucho que te hayás "robado" esa pasión!!!!!!

    ResponderEliminar

Ads by Smowtion

Keegy